Regulación financiera, el gran reto: Carstens

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Para restaurar la confianza en los mercados financieros en el contexto de la crisis global, las autoridades financieras y de recaudación de impuestos deben jugar un papel más activo para fortalecer y desarrollar la regulación, al tiempo que luchan por reducir los paraísos fiscales que facilitan la evasión, aseveró el secretario de Hacienda, Agustín Carstens.

Al participar en el Quinto Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información, resaltó que la evasión fiscal lleva a los gobiernos a carecer de los recursos indispensables para el cuidado de la salud pública, la educación y la construcción de infraestructura, mientras que obliga a los contribuyentes cautivos “a pagar una factura más alta”.

En el encuentro en el que participan miembros y no miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), dijo que la evasión también “conspira contra la aplicación de políticas fiscales y redistribución de ingresos, al reducir los recursos disponibles para lucha contra la pobreza, enfrentar choques externos y proteger el medio ambiente”.

Ante el secretario general de la OCDE, José Angel Gurría, el secretario de Hacienda expuso que en países en desarrollo la evasión puede tener aún mayores efectos, al debilitar la estructura tributaria y llevar a los gobiernos a un sobreendeudamiento o dependencia excesiva e indeseable de la ayuda externa.

“En tiempos de crisis financiera y transtornos de la economía mundial, la cooperación internacional en materia de impuestos se vuelve esencial”, por lo que los países miembros de la OCDE, autoridades fiscales y centros financieros del mundo trabajan juntos para resolver el problema de la evasión fiscal, señaló.

El funcionario mexicano dijo que se necesita transformar la crisis económica en oportunidades y que el foro, que se lleva a cabo por primera vez en la Ciudad de México, es la ocasión para lograr la meta de una plena cooperación universal en esta problemática.

En este sentido, opinó que en el Foro Global se pueden alcanzar tres resultados concretos: el primero, establecer un mecanismo para monitorear los avances y asegurar que todos los países y autoridades fiscales comprometidas cumplan con los estándares de transparencia e intercambio de información.

El segundo, precisó, que estos acuerdos sean más inclusivos, pues el foro requiere expandirse para involucrar a un mayor número posible de países, porque “sólo así podremos aspirar a una auténtica adopción universal de los principios y estándares de transparencia”.

En este sentido, dijo que los actores de 84 países, en particular los que pertenecen al G-20 y a la OCDE, deben poner el ejemplo en esta línea de acción.

Por último, discutir qué tan rápido deben implantarse dichos estándares y cómo llevar de la mejor manera posible los beneficios, de un ambiente internacional más cooperativo en materia de impuestos, a los países en desarrollo.

De esta manera, el foro proporcionará insumos de gran valor a otras entidades como el G-20, el Grupo de Acción Financiera Internacional y el Consejo de Estabilización Financiera, para que continúen el trabajo de desarrollar herramientas y medidas defensivas frente a países y autoridades fiscales no cooperativas, puntualizó.

vms

Compartir