Reproducen en acuarela caza y migración de culturas primitivas

El Museo Nacional de Antropología inaugura hoy una exposición que muestra a través de 100 acuarelas el mundo del arte rupestre inmortalizado por el etnólogo alemán Leo Frobenius y su equipo de trabajo durante sus expediciones al continente africano y otras regiones de Asia, Oceanía e incluso Europa.

Los trabajos son fieles reproducciones de las primeras manifestaciones artísticas plasmadas en cuevas y rocas de algunos lugares en donde se cree se desarrollaron las primeras civilizaciones humanas.

Desde las épocas primitivas las sociedades dejaron muestras pictóricas de sus actividades agrícolas y sociales.

En las pinturas rupestres son comunes las escenas de caza y de migración, así como las figuras antropomórficas.

Frobenius fue uno de los primeros arqueólogos que se interesó por el arte rupestre y fue pionero en la exploración del del continente africano, cuyo panorama, hasta principios del siglo XX eran desconocido. Sus primeras visitas las realizó a la región del Congo y posteriormente viajó a Sudán donde estudió la religión yoruba. Tras ese adentramiento a las manifestaciones culturales y religiosas publicó una serie de tratados en los que explica la importancia de las tradiciones ancestrales.

La mayoría de sus recopilaciones literarias procede de cuentos y leyendas orales que reunió en el libro Sammlung Atlantis, posteriormente realizó una antología titulada El Decamerón negro, relatos de carácter erótico.

Frobenius, el mundo del arte rupestre llega a México a través del Instituto Frobenius como parte de las colaboraciones del año dual México-Alemania y permitirán al público conocer algunas de las expresiones artísticas más antiguas de la humanidad. La muestra podrá ser visitada hasta el próximo 26 de noviembre.

De acuerdo con la organización que custodia el legado etnográfico del alemán, nacido en 1873, forman parte de una labor incansable de Frobenius por dar a conocer la cultura de las naciones que visitó.

cul19i-16.jpg