• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Decenas de venezolanos duermen cerca de la frontera, ayer. Foto: AP
Decenas de venezolanos duermen cerca de la frontera, ayer. Foto: AP

unas horas de que Perú impida el acceso a migrantes sin pasaporte, miles de venezolanos abarrotaron la frontera con este país en su intento por escapar de la crisis que recrudeció el régimen de Nicolás Maduro en días recientes debido al ajuste económico de la moneda, a la que le quito cinco ceros, y provocó una devaluación de más del 90 por ciento.

El nuevo reglamento, que considera obligatorio la presentación de este documento oficial, aplica desde el primer minuto de este sábado, acción con el propósito de reducir la salida de ciudadanos que buscan mejores condiciones de vida en Brasil, Colombia y Ecuador.

Ante el cambio de medidas migratorias, autoridades peruanas esperan un éxodo de hasta 500 mil personas en la última semana, pues en días recientes llegaron entre mil 500 y tres mil migrantes diariamente, de acuerdo con estimaciones del superintendente de Migración, Eduardo Sevilla.

Al respecto el adminsitrador del Centro Binacional de Atención de Frontera de Huaquillas, Juan Carlos Peñaherrera, indicó que se alistaron planes de contingencia para contrarrestar las aglomeraciones y atender emergencias en la región.

Durante las últimas horas del viernes en la zona fronteriza de Tumbes se observaron filas y filas de migrantes que intentan llegar antes de que sea demasiado tarde, ya que hacerlo después implica realizar el trámite para obtener el pasaporte y gastar .14 bolívares soberanos, antes 14 mil 400 bolívares cuando todavía no se le quitaban cinco ceros a la moneda.

  • El Dato: Una semana antes del cambio en materia migratoria de Perú, Ecuador aplicó la misma medida como un llamado de atención al gobierno chavista de Nicolás Maduro.

Escenas de drama se vivían en la fila de quienes cargando una mochila a la espalda con las pertenencias que alcanzaron a tomar o sentados en sus maletas esperando su turno de pasar tenían la esperanza de salir de Venezuela sin hacer un gasto extra, debido a las condiciones económicas que hay en su país; a bordo de taxis, autobuses o hasta caminando llegaron hasta el punto más cercano a la frontera para aguardar en la fila su futuro.

Cada minuto aumentaba la tensión, pues estaban a contrarreloj para lograr la gestión y por fin salir de la nación sudamericana para buscar una forma de ganarse la vida fuera del país, mientras que la afluencia aumentaba de quienes veían como una última oportunidad la opción de llegar al país vecino.

Autoridades destacaron la solidaridad y contribución de ciudadanos peruanos, quienes acudieron a la frontera con comida para dar un poco de alimento a los venezolanos que lograron cruzar.

Algunos venezolanos relataron que recorrieron trayectos de más de 10 horas en camión para llegar a la zona fronteriza en su intento de residir en Perú o algún otro país vecino.

En tanto, Ecuador, otro de los refugios de los venezolanos en los últimos años, habilitó un corredor humanitario para ayudar a los migrantes que intentan llegar a territorio peruano.