Rusia califica de inaceptable arresto de su agente en EU

El canciller Serguei Lavrov indicó que los cargos que se le imputan son inventados; EU acusa a Maria Butina de tratar de infiltrarse en organizaciones políticas y la National Rifle Association

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El canciller ruso Serguei Lavrov dijo al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo que el arresto de una ciudadana rusa en Washington bajo cargos de trabajar como agente encubierta era “inaceptable”.

Los fiscales federales estadounidenses acusan a Maria Butina de tratar de infiltrarse en organizaciones políticas y la National Rifle Association antes y después de la elección de Donald Trump como presidente en 2016.

Serguei Lavrov “destacó lo inaceptable de las medidas de las autoridades estadounidenses que arrestaron a la ciudadana rusa Butina sobre la base de cargos inventados y la necesidad de su liberación próxima”, dijo el ministerio.

Los dos diplomáticos también “intercambiaron puntos de vista sobre las perspectivas para seguir construyendo las relaciones” luego de la cumbre en Helsinki de los presidentes Trump y Vladimir Putin, dijo el ministerio.

Según documentos en que se argumenta Estados Unidos, en 2015, Maria Butina llegó a ese país con un visado de estudiante bajo el pretexto falso de que cursaba un máster en Washington.

“Se embarcó en una conspiración de varios años para trabajar encubierta en Estados Unidos como una agente no declarada de la Federación Rusa para avanzar los intereses de su país”, continúa el escrito. La acusación sostiene que ese plan fue “calculado y paciente” bajo la dirección de un alto funcionario del Gobierno ruso, cuyo nombre no se revela en el escrito judicial.

Más tarde, dicho funcionario ocupó un puesto en el Banco Central ruso, por el que fue sancionado el pasado abril por parte del Departamento del Tesoro estadounidense. Según medios norteamericanos, se trata de Alexander Torshin, vicegobernador de la autoridad monetaria rusa y vinculada con los servicios secretos.

El documento de la Fiscalía también revela que, “en al menos una ocasión, Butina ofreció sexo a un individuo, que no era la Persona 1, a cambio de una posición dentro de un grupo de presión”, señalan los fiscales sin entrar en detalles. Se cree que la Persona 1 es Paul Erickson, de 56 años, un miembro de la Asociación Nacional del Rifle y activista conservador de Dakota del Sur.

 

 

 

 

 

 

 

cls