• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La explosión que generó el aeronave derribada, el pasado lunes. Foto: AP

El Ministerio de Defensa de Rusia culpó al Ejército de Israel por el derribo de un avión de la armada rusa por parte de las fuerzas sirias y llamó “ingrato” al gobierno de ese país por no contemplar los esfuerzos de Moscú para frenar a los combatientes apoyados por Irán en Siria.

Las fuerzas del gobierno sirio confundieron el avión de reconocimiento ruso Il-20 con un avión israelí y lo derribaron el pasado lunes, matando a las 15 personas a bordo. Aunque los militares rusos culparon inicialmente de la pérdida del avión a Israel, el presidente ruso Vladimir Putin lo atribuyó más tarde a “una cadena de circunstancias trágicas y fatales”.

Sin embargo, el Ministerio de Defensa ruso replanteó y presentó el domingo sus últimas conclusiones sobre el derribo del Il-20, y la responsabilidad volvió a recaer en las acciones del gobierno
israelí.

“Creemos que la Fuerza Aérea de Israel y aquellos que estaban tomando decisiones sobre estas acciones tienen toda la culpa de la tragedia ocurrida al avión ruso Il-20”, dijo el general de división Igor Konashenkov en una declaración oficial.

Durante varios años, Israel y Rusia han tenido una línea directa especial para evitar que sus fuerzas aéreas choquen en los cielos sobre Siria, en su intento por combatir la presencia del Estado Islámico (EI)ç. Rusia ha proporcionado apoyo aéreo clave a las fuerzas del presidente Bashar Assad desde 2015, mientras que Israel ha realizado decenas de ataques contra fuerzas vinculadas con Irán. Los altos mandos militares israelíes han elogiado previamente la eficacia de la línea directa.

No obstante, Konashenkov acusó el domingo a Israel de utilizar la línea directa para engañar a Rusia sobre sus planes. Dijo que los rusos no pudieron llevar al Il-20 a un lugar seguro porque un oficial de servicio israelí los engañó, diciéndoles de una operación israelí en el norte de Siria cuando los aviones estaban en realidad en Latakia, en el oeste del país.

Konashenkov argumentó que un avión de combate israelí que sobrevolaba la costa mediterránea de Siria poco antes del derribo utilizó deliberadamente el avión ruso como escudo, lo que reflejó una “falta de profesionalismo o una negligencia criminal”.

Compartir