Rusia declara ilegales a los Testigos de Jehová

El Tribunal Supremo de Rusia declaró este jueves ilegales a los Testigos de Jehová al considerarlos una organización extremista, por lo que prohibió su actividad en todo el país.

El grupo que cuenta con 175 mil miembros y 395 centros en todo el territorio, afirmó que apelará la decisión.

“No pensaba que algo así podría suceder en la Rusia moderna, donde la Constitución garantiza la libertad de religión”, afirmó Iaroslav Sivulski, responsable ruso de los Testigos, quien dijo sentirse conmocionado y preocupado pues, además, sus integrantes podrían ser llevados ante la justicia.

Te puede interesar: Protestan en Rusia contra la corrupción; arrestan a participantes

Días antes el ministerio de Justicia había presentado una demanda ante la Alta corte, pues consideraba que los seguidores de esta religión son una amenaza para los derechos de la gente, el orden público y la seguridad.

Ante la sentencia impuesta este 20 de abril, el juez Yury Ivanenko precisó que la organización deberá entregar todas sus propiedades a la Federación Rusa.

En el último año, la organización religiosa se ha visto cada vez más presionada por el gobierno. Por ejemplo, se les prohibió distribuir materiales informativos porque supuestamente violan las leyes antiextremistas de Rusia.

Entre el 8 y el 27 de febrero pasado, se llevó a cabo una inspección no programada a las instalaciones de esta organización. Ésta reveló una violación a los reglamentos y a la legislación rusa en materia de la lucha contra las actividades extremistas.

Asimismo en el 2004, una rama de la organización fue disuelta por las autoridades, hecho que fue sentenciado por la Corte Europea de Derechos Humanos al considerar que se habían violado los derechos de religión y asociación.