• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Alexei Navalni (centro) saluda a uno de los manifestantes antes de ser arrestado, ayer, en Moscú. Foto: AP

Al menos dos mil 500 de personas protestaron ayer en el centro de Moscú contra la propuesta de incremento a la edad de jubilación, cantando consignas dirigidas al presidente Vladimir Putin, quien ha visto una caída en sus niveles de aprobación debido a la medida.

En la manifestación, organizada por el opositor Partido Libertario se escucharon cantos que decían “Putin es un ladrón” y “fuera al zar”, comunes en protestas contra el mandatario y el gobierno.

El dato:

  • Es la primera vez que se cambia la edad para optar a la jubilación desde los tiempos de Stalin, cuando era habitual no llegar a la vejez.
  • 37 Por ciento es la popularidad del gobierno  ruso tras la aprobación de la medida.

El líder del Partido Libertario, Sergei Boiko, organizador de la manifestación, fue detenido en la capital rusa, junto con otros dos participantes en la protesta, informaron fuentes del partido, pese a que la movilización fue autorizada por el gobierno.

Fueron detenidos el coordinador de la oficina (del opositor Alexei) Navalni, en Moscú; Oleg Stepanov, el presidente del Partido Libertario, Serguei Boiko, y el conductor del evento, Mijail Chichikov”, anunció el número dos de la formación, Kirill Samodurov, en declaraciones a la prensa rusa.

La propuesta de edad de jubilación es políticamente sensible para Putin, quien fue reelegido en marzo, porque ha generado una serie de protestas en el país desde que fue anunciada el 14 de junio, día en que la selección de Rusia jugó el primer partido del Mundial de Futbol, que disputó como local.

Alrededor de 90 por ciento de la población se opone al proyecto de ley, según un reciente sondeo de opinión, y una campaña en su contra ha atraído tres millones de firmas online.

El sábado, más de 12 mil personas se manifestaron en la misma calle en Moscú, en una protesta similar.

Más de seis mil personas asistieron a la manifestación de ayer, a 2.4 kilómetros del Kremlin, según White Counter, una ONG que cuenta a los participantes de manifestaciones utilizando marcos de detectores de metales.

“Paren de robar nuestro futuro”, decía una de las pancartas que sostenían los manifestantes. Las autoridades detuvieron a dos organizadores, dijo a Reuters Vladimir Milov, un exviceministro de Energía y ahora opositor al gobierno.

La propuesta de aumentar la edad de retiro, a 65 años desde 60, para los hombres, y a 63 años desde 55, para las mujeres, es parte de un impopular paquete de presupuesto diseñado para apuntalar las finanzas del gobierno ruso, que es respaldado por legisladores.

Putin, quien una vez prometió no subir la edad de jubilación, intentó distanciarse del plan de pensiones. Este mes afirmó que no le gustaba ninguna de las propuestas. Aseguró que Rusia podría evitar aumentar la edad de jubilación por años, aunque eventualmente se debería tomar una decisión al respecto.

Las protestas antigubernamentales iniciaron el pasado sábado. “Esta no es una reforma, sino un crimen contra la nación”, exclamó el líder del Partido Comunista, Guennadi Ziuganov, ante los manifestantes en el centro de Moscú, quienes gritaron “vergüenza”. Las manifestaciones habían sido convocadas por el Partido Comunista, varios sindicatos y grupos de izquierda.

Compartir