Nuevo avance científico

Estudio revela que partículas de COVID-19 podrían contagiar hasta 5 metros de distancia

Una investigación de la Universidad de Florida revela que no es suficiente el distanciamiento de 1.5 metros; el virus es igual de contagioso a mayor distancia

covid
Sana distancia tendría que ser de más de 1.5 metrosFoto: Reuters
Por:

Una de las medidas implementadas por las autoridades mundiales para evitar la propagación del COVID-19 es el distanciamiento social de 1.5 metros entre las personas. Sin embargo, un nuevo estudio preliminar publicado por Medrxiv señala que en distancias de entre 2 y 4.8 metros alrededor de los enfermos las partículas del virus siguen siendo contagiosas.

En la investigación de la Universidad de Florida se realizó un experimento en el que se recolectaron muestras de aire en la habitación de dos pacientes con COVID-19, uno de los cuales tenía una infección respiratoria activa.

Los investigadores tomaron muestras del aire obtenidas a una distancia de 2 a 4.8 metros de los pacientes y también tomaron una muestra del virus en un paciente a través de un hisopo.

“La secuencia del genoma de la cepa SARS-CoV-2 aislada del material recolectado por los muestreadores de aire fue idéntica a la aislada del hisopo NP del paciente con una infección activa”, se lee en el documento del estudio preliminar.

Partículas de COVID-19Foto: Pixabay

“Los pacientes con manifestaciones respiratorias de COVID-19 producen aerosoles en ausencia de procedimientos generadores de aerosoles que contengan SARS-CoV-2 viable, y estos aerosoles pueden servir como fuente de transmisión del virus”, revela el estudio.

El pasado 9 de julio la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció la posibilidad de que el virus se transmita a través del aire.

De acuerdo con las conclusiones de la OMS, con base en evidencia aportada por más de 200 científicos de más de 30 países, las gotitas que transportan el coronavirus pueden ser transportadas por el aire en espacios cerrados y que las personas que pasan largos periodos en sitios abarrotados con ventilación inadecuada corren el riesgo de infectarse.

La reversión, señalan los científicos, llegó con mucho retraso, ya que han pasado más de seis meses en los que la cifra de propagación ya está por encima de los 12 millones, con más de medio millón de personas fallecidas por esta enfermedad.