Miércoles 23.09.2020 - 07:40

Ibéricos, el nuevo vino de CasaTorres

Yoko Ono llega cargada de esperanzas a México
Por:

Por Héctor León

Ibéricos es el primer vino riojano surgido de la legendaria Casa Torres y que fue presentado en México de la mano de su dueño, Miguel Torres. El apellido está ligado al vino desde hace más de tres siglos, cuando la familia catalana se asentó en el valle de Penedès, Cataluña.

Ésta es su primera incursión en los competidos vinos de La Rioja y con un resultado más que exitoso. Un vino masticable y profundo. Éste es su primer caldo ciento por ciento riojano, uva tempranillo al ciento por ciento y crianza en roble francés de 12 meses. Prácticamente un reserva.

Este vino proviene de sus bodegas ubicadas en la zona de La Rioja Alavesa, en el municipio de Labastida, que iniciaron en 2005 y de las cuales entregan su primer caldo.

“Es el lanzamiento de Ibéricos que hacemos en México, responde a la confianza que tenemos en nuestro país hermano”, comentó el pasado noviembre, en la ciudad de México, Miguel A. Torres, presidente de Casa Torres.

España es el principal exportador de vinos a México, con una cuota de mercado que se situó en el 29.9 por ciento del total de los vinos importados en 2008, de acuerdo con el informe de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España (marzo 2009).

De la añada 2006 de Ibéricos se han embotellado 480 mil botellas y prevén doblar esta producción en dos años. En México su distribuidor exclusivo es Bodegas La Negrita, que proyecta una importación inicial aproximada de dos mil cajas durante el primer año.

Ibéricos será promovido en tiendas como Palacio de Hierro y La Europea. Su costo aproximado es de 200 pesos.

Vinos emblemáticos

Sangre de toro, Atrium

y Celeste

Entre sus etiquetas destacan varias que son verdaderos emblemas en el mercado, al repetir casi metódicamente los sabores de vinos característicos, como lo es su línea de Atriums y Sangre de Toro.

En su incursión en Ribera del Duero mantienen su caldo Celeste, un verdadero y excelso Duero. Éste es un vino opulento con mucha fruta, cuerpo y color; es un caldo único, “como un instante de cielo” de esa ribera.

Un nombre de abolengo

En 1870 Jaime y Miguel Torres Vendrell fundan, junto a su padre, la sociedad Torres y Compañía y empiezan la construcción de la primera bodega en Vilafranca del Penedès.

Desde el inicio de esta bodega sus vinos ganaron prestigio cuando los intrépidos capitanes de Sitges y Vilanova los transportaban a lugares remotos. Cartagena de Indias, Santiago de Cuba, Veracruz, Bremen, Hamburgo y San Petersburgo eran algunos de sus destinos. Obtuvieron premios y menciones honoríficas en Viena, Filadelfia y París.

Desde el comienzo, la destilación de brandys tuvo un papel importante; Juan Torres Casals fue el gran impulsor del brandy hacia 1928. Esta tradición y su visión de futuro han convertido a Torres en una gran empresa exportadora que, en la actualidad, llega a más de 130 países.

Los caldos denominados Vinos de Finca son manufacturados en esos “lugares sagrados”, en los que el suelo y el clima marcan la diferencia entre lo bueno y lo excelente.

Estos herederos del vinetum paganicus romano han proporcionado sitios únicos e imprescindibles para una marca de calidad.

Vinos de Guarda de Jean León, de colección

Como reliquia del consorcio Casa Torres mantiene los vinos de Jean León, míticos caldos creados por este singular personaje catalán muy valorados por los coleccionistas.

Estos vinos de guarda o autor fueron los primeros Cabernet Sauvignon en España, surgidos de la finca La Scala ideados por Jean León, quien a mediados del siglo pasado, como todo un aventurero en Estados Unidos, llegó a trabajar en el restaurante Villa Caprii, de Frank Sinatra, y después, junto con su amigo el actor James Dean, crearía La Scala: el restaurante más famoso de Hollywood en esos años.

Jean León concibió los vinos del valle de Penedés, Terrasola, como bebidas que debían expresar el carácter y la singularidad de los suelos catalanes. Sólo se consiguen en España.

fdm