Viernes 14.08.2020 - 05:15

Ofrecen en San Lazaro Jornadas de Salud y Nutricion

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

En las instalaciones del Palacio Legislativo de San Lázaro se llevan a cabo las Jornadas de Salud y Nutrición, en las que se ofrecen recomendaciones a los trabajadores y visitantes para establecer un régimen alimenticio adecuado.

Durante la actividad organizada por diputados federales de Nueva Alianza, en colaboración con personal del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y de la Escuela de Dietética y Nutrición se dan pláticas de orientación nutrimental sobre obesidad y sobrepeso.

Esos padecimientos representan el principal problema de salud pública en el país, que ocupa el primer lugar mundial en niños con obesidad y sobrepeso y el segundo en adultos, por la mala alimentación, el sedentarismo y la falta de acceso a alimentos nutritivos.

Mediante las jornadas se pretende incidir en la modificación de esos hábitos, a través de la medición de talla y de la circunferencia de la cintura para evaluar el índice de masa corporal y riesgo cardiovascular y asesoría médica especializada.

En el salón “E” del edificio “G”, donde se ofrece ese servicio, los asistentes reflexionan sobre la necesidad de prevenir enfermedades y el deterioro físico con una alimentación adecuada y actividad física, pues además con ello se logra un envejecimiento exitoso.

Durante la plática de orientación, Nafith Reza Torres, nutriólogo del ISSSTE, señaló que una ingesta de alimentos saludable debe ser suficiente, equilibrada, completa, inocua, variada y adecuada.

Subrayó que de esa manera se reducirá de manera considerable el desarrollo de alteraciones metabólicas como la diabetes, la hipertensión, los problemas vasculares y cardiacos.

Para integrar una alimentación correcta el especialista recomendó incluir una porción alta de verduras y frutas, en lo posible crudas y con cáscara.

También una ración suficiente de cereales, tortilla, pan integral, pastas y arroz combinados con leguminosas y pocos alimentos de origen animal, dando preferencia al pescado y al pollo sin piel.

Es necesario para el organismo beber por lo menos ocho vasos de agua natural al día, consumir lo menos posible grasas, aceites, azúcares y sal, así como comer tranquilo y en compañía.