Se declara inocente ex presidenta de Filipinas

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Gloria Macapagal Arroyo.- Foto: AP


Tokio.- La ex presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, se declaró hoy inocente de las acusaciones en su contra en relación a supuesta malversación de unos 8.8 millones de dólares de fondos públicos, provenientes de la Lotería filipina.

Macapagal Arroyo llegó esta mañana al tribunal de Sandiganbayan de Manila en una silla de ruedas y con collarín puesto, debido a una dolencia en la columna vertebral que sufre desde hace seis mese y por la que se negó a entrar a la corte y escuchar las acusaciones

La ex mandataria, quien gobernó Filipinas entre 2001 Y 2010, fue detenida bajo la acusación de saqueo en relación con la presunta malversación de 365 millones de pesos filipinos (unos 8.8 millones de dólares) de la Oficina Filipina del Sorteo de Caridad (PCSO).

A través de uno de sus abogados, Ferdinand Topacio, la ahora congresista se declaró “no culpable” de los cargos en su contra y aseguró ser víctima de una persecución política, según un reporte de la edición electrónica del diario The Manila Times.

“Esta detención, como hemos dicho antes, es ilegal y sin fundamento”, destacó Topacio ante la Corte, que convocó a Macapagal Arroyo y a su defensa, así como a la fiscalía para el próximo 3 de diciembre para la sesión preliminar de la presentación de testigos.

La ex presidenta de Filipinas fue detenida por la policía el 4 de octubre pasado, luego de que el Tribunal Anticorrupción emitió una orden de detención en su contra por presunta malversación de fondos públicos.

La ex mandataria y actual miembro del Parlamento de Filipinas fue detenida en el hospital militar Memorial Medical Center (VMMC), en la norteña ciudad de Quezon, donde estuvo confinada durante ocho meses hasta julio pasado.

La orden de arresto contra Macapagal Arroyo fue emitida casi tres meses después de que un Tribunal de Pasay City permitió su liberación bajo fianza, tras permanecer ocho meses bajo arresto domiciliario, acusada por un supuesto fraude electoral cometido en 2007.

Además de la malversación de los 8.8 millones de dólares de las arcas de la lotería, Macapagal Arroyo está acusada de cargos de corrupción y tráfico de influencias, en relación a un contrato estatal con una empresa china en 2007.

Compartir