Se preparó 19 años, logra ser la primera en trasplantar corazón

Con miles de cirugías en su carrera, María del Sol García Ortegón se propuso hace 19 años ser la primera mujer en dirigir un trasplante de corazón en México. El pasado 11 de julio lo logró, y con ello salvó la vida de una paciente de 37 años de edad.

Está adscrita al Servicio de Cirugía Cardiaca en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE, donde realiza hasta 80 intervenciones al año como Baypass coronario y válvulas cardiacas, así como atención de enfermedades congénitas del corazón, aneurismas aórticos y enfermedades del ritmo.

También ha impartido clases a miles de estudiantes, enfermeras, paramédicos y a cirujanos interesados en la especialidad que también la convirtió en la primera mujer en América Latina en practicar cirugía robótica de corazón.

“Lo pensé y una vez lo dije: voy a ser la primera mujer en realizar un trasplante. Desde hace 10 años para acá la evolución de la cirugía ha sido mayor; sin embargo, estoy en una institución que hace trasplante de corazón, era cuestión de tiempo, me he formado en esto, hago continuamente procedimientos.

“19 años de servicio me prepararon, 19 años haciendo cirugía de corazón,
pertenezco al programa de trasplante, desde que soy médico adscrito he asistido en 20 cirugías de corazón”, expresó en entrevista con La Razón.

Enedina Solís, quien padecía insuficiencia cardiaca de tipo terminal, fue quien recibió una nueva esperanza de vida con el trasplante realizado por María del Sol, y por el que tuvo que esperar dos años ante la falta de un donador.

En México, los trasplantes de corazón son un reto constante para los cirujanos, afirma, ya que el principal obstáculo es la falta de órganos.

“Nuestro país es un nivel medio-bajo en donaciones, pero tratándose del corazón es muy bajo; la gran mayoría de la gente que hace este gran regalo de donación dona todos los órganos, excepto el corazón, es una cuestión cultural”, lamentó la mujer de 45 años.

Además de Enedina, quien será inolvidable en su vida, afirma que todos sus pacientes han dejado huella en su carrera. Le gusta recordar con especial cariño a Jaciel, de 16 años, y Sheila, de 14, quienes sobrevivieron al cáncer y las quimioterapias, pero les lesionaron el corazón y hubo que trasplantarlos.

Es originaria de la Ciudad de México y hace algunos años pensó dejar el país en busca de una especialidad que no existe en México pero sí en España y Colombia; sin embargo prefirió quedarse para aportar a la salud de México.

“Me encanta la cirugía de traumas, después de la cirugía de corazón la que más me gusta es la cirugía de urgencias”, mencionó.

Seguir innovando y adaptarse a las nuevas tecnologías son su principal reto, afirma la también maestra en Administración de Hospitales y en Salud Pública.

“Tengo muchos pacientes que operar, me veo en los próximos 10 años haciendo cirugía de corazón de innovación, ahorita nuestro reto es la mínima invasión. En estos 10 años me veo innovando”, expresó.

Ser mujer no le ha impedido cumplir con sus metas; también pertenece a la mesa directiva del Consejo Nacional de Cirugía de Tórax, es cirujana de corazón del staff del Hospital San Ángel Inn Universidad, donde realiza su práctica privada, y es la primera de América Latina certificada en cirugía robótica de corazón.

“Las mujeres cirujanas pueden, les pediría que fueran tenaces, que tengan empuje, que sepan que las subespecialidades quirúrgicas también son para ellas”, dijo.

Enedina Solís será dada de alta este viernes

Enedina Solís Jiménez, paciente que recibió el corazón trasplantado por la cirujana María del Sol García Ortegón, será dada de alta hoy del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE.

Después de permanecer cinco días hospitalizada, la mujer de 37 años de edad y residente del municipio de Naucalpan, en el Estado de México, ahora llevará un tratamiento de inmunosupresores de por vida para que no haya rechazo del corazón que recibió por medio de una donación.

Además, deberá recibir cuidado especial para evitar infecciones que pudieran complicar su recuperación, así como someterse permanentemente a estudios médicos de evaluación.

Enedina accedió a un trasplante tras dos años de espera, luego de que el Instituto Nacional de Neurocirugía notificó al ISSSTE sobre la disponibilidad de donación de este órgano.

Enedina es contadora pública de profesión y madre de una niña de 4 años; en aproximadamente tres meses podrá realizar sus actividades cotidianas de manera normal, informó García Ortegón, su doctora.

Acredita experiencia

María del Sol García Ortegón tiene una destacada carrera

Médico adscrito al servicio de cirugía cardiaca del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre ISSSTE. Con 15 años de antigüedad.

Lic. en Medicina por la U. Autónoma de Morelos.

Cirujana de Corazón por el CMN 20 de Noviembre.

Maestría en administración de hospitales por el Instituto de Estudios Superiores de Administración Pública.

Cirujano de corazón del staff del Hospital San Ángel.
Es la primera cirujana de América Latina certificada en cirugía robótica
de corazón.