• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El Arzobispo Carlos Aguiar Retes, ayer, al oficiar la misa dominical en la Basílica de Guadalupe.

Tras las elecciones del pasado 1 de julio, la Arquidiócesis de México señaló que es momento de dejar atrás los dimes y diretes, para dar paso a una reconciliación; indicó que luego de herir a aquellos que no compartían opiniones políticas, el diálogo permitirá caminar por los rumbos establecidos por una mayoría democrática.

“La vorágine electoral está llegando a un punto muerto en cuanto a competencia, pero hoy, como mexicanos, necesitamos alcanzar la reconciliación en distintos niveles: con uno mismo, con los demás, con nuestro entorno y con Dios”, indicó.

A través del editorial del semanario Desde la Fe titulado “Siguiente paso: La Reconciliación”, la Iglesia aseguró que es momento de que toda la nación se una para lograr una verdadera reconciliación y caminar hacia un buen rumbo.

“La reconciliación es bendecir un lugar sagrado por haber sido violado. Algunos mexicanos quizá sienten una especie de cruda electoral por haber proferido expresiones hirientes contra otros de opiniones distintas”, explicó.

De igual manera, precisó en el texto que la población requiere de reconciliación interna, una con la sociedad y otra con el entorno en el que se desenvuelve.

Detalló que la primera será posible a través de la conciencia: “a veces cometemos excesos al ardor de alguna pugna, pero es necesario reconciliarnos con quienes lastimamos y con quienes sentimos que nos lastimaron en esa dinámica de dimes y diretes”.

Precisó que la pieza fundamental para la conciliación es precisamente el dialogo y la Arquidiócesis, encabezada por el cardenal Carlos Aguiar Retes, hizo un llamado a los fieles para recuperar a las amistades pérdidas durante este proceso electoral.

“Si por discrepancias políticas zanjamos relaciones con quienes usualmente convivíamos, es buen momento para reanudarlas mediante el reconocimiento de nuestros excesos, tratando al mismo tiempo de comprender que nuestros motivos también fueron los de los otros para trabar alguna discusión que dejó malestares”, agregó en torno a las diferencias en la materia.

Compartir