Se va el tiempo

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Javier Solórzano Zinser


No es muy difícil encontrar fraudes y actos de corrupción y lo que podríamos catalogar como problemas; lo complicado es dar con los responsables. Por lo general salen dos o tres personajes a quienes se les coloca en el banquillo con declaraciones “contundentes” de funcionarios con medios de comunicación a modo. Si no dan con ellos aparece la Interpol y quizá algún día den con ellos.

Pemex, Mexicana y otros casos parecieran fraudes que se dan fuera del gobierno. O los mecanismos de investigación, revisión y transparencia son nulos o de plano les ven la cara. Y suponemos que para verles la cara a estas instituciones hay complicidad o hay que hacer maniobras de esas que hoy en día, no hay manera de que pasen de largo, o son unos cínicos.

Igual pasa en política. No cabe la cara de asombro, con tintes de “no sabía”, en el gobierno de Michoacán, incluso en el federal, con el video en el que aparece el arraigado Jesús Reyna, Servando Gómez La Tuta y el ex diputado local José Trinidad Martínez Pasalagua, quien, aseguró, fue “levantado” para estar presente en dicho encuentro. ¿Es posible que nadie supiera de la relación de Reyna con La Tuta? Lo dudamos. ¿Es el ex gobernador interino y ex secretario de Gobierno el único que mantenía contacto con Los Caballeros Templarios en altos niveles de gobierno? Lo dudamos.

Lo que en el fondo reflejan estos casos, y muchos más, son la simulación y opacidad, junto con la discrecional atención a asuntos que pareciera que, para lo que sirven a menudo, es para cambiar a los actores de los mismos.

El gobierno tiene paradójicamente una gran oportunidad. No va a poder ir al fondo en los próximos años en situaciones similares si no pinta su raya. Es una coyuntura única, irrepetible en el sexenio. El paso de los años le va a impedir actuar como lo puede hacer ahora porque va a perder capacidad de maniobra a lo que se sumará el desgaste. Si no va a fondo en Pemex, con los bancos, si no investiga al gobierno actual y anteriores de Michoacán, si no presenta resultados sobre las relaciones de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, y si todo se queda en Elba Esther Gordillo, la cual puede estar por salir, no va a poder legitimar sus acciones.

Al final todo quedará en golpes mediáticos en los cuales no cuenta la justicia y la lucha contra esa rémora que es la corrupción.

 RESQUICIO…

Así nos lo dijeron ayer.

*Los fraudes de Oceanografía y EVYA deben ser los últimos en la historia de Pemex: Luis Cházaro.

*No vaya a ser que con Internet nos hayan distraído para luego meternos un gancho: Chema Yazpik.

*En lo único que pienso es en la policía de Acapulco, no en la gubernatura: Luis Walton.

solorzano52mx@yahoo.com.mx
Twitter:
@JavierSolorzano

Compartir