• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Vidal Francisco Soberón, Salvador Cienfuegos y Otto Granados, ayer, en la firma del acuerdo. Foto: Cuartoscuro
Vidal Francisco Soberón, Salvador Cienfuegos y Otto Granados, ayer, en la firma del acuerdo. Foto: Cuartoscuro

La educación es una pieza clave para el progreso de nuestro país; por ello, las Fuerzas Armadas reiteran su respaldo a la Reforma Educativa, la cual tiene como propósito dar a los mexicanos una preparación de calidad, sostuvo el secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos.

“Para las Fuerzas Armadas es clara la importancia que reviste la educación en el progreso de cualquier país; por ello hemos hecho público nuestro respaldo a la Reforma Educativa… iniciativa que ha tenido como propósito fundamental que los mexicanos reciban una educación de calidad”, expuso.

Durante la firma del convenio de colaboración con la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que efectivos del Ejército Mexicano y de la Armada de México puedan dar acompañamiento al reparto de libros de texto a las zonas de difícil acceso del país, el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) afirmó que será un privilegio para los soldados, pilotos y marinos contribuir a la educación del país.

  • El Dato: Sedena y Semar proporcionarán los vehículos necesarios para la transportación de los libros de texto gratuito y materiales de educación básica.

“Con este esfuerzo conjunto haremos que esta importante herramienta para la educación llegue hasta los rincones más alejados del territorio… Para los soldados de tierra y aire siempre será un privilegio colaborar con la Secretaría de Educación Pública en proyectos que coadyuven al bienestar de los mexicanos”, aseveró Cienfuegos.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Marina, Vidal Francisco Soberón, sostuvo que la educación es primordial para tener una sociedad con oportunidades y resaltó que “el acceso a la enseñanza logra una sociedad robustecida y preparada para enfrentar los desafíos”.

Otto Granados, titular de la SEP, informó que para el nuevo ciclo escolar se imprimieron 212 millones de libros de texto, que ya fueron repartidos a los centros de acopio de los estados y sólo falta que las autoridades locales procedan a la entrega.