• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Autocosmos

Actualmente el mercado mexicano está invadido por SUVs, vehículos de moda para viajar con la familia y que, de hecho, van para largo, pues ciertos fabricantes incluso están apostando a producir sólo este tipo de autos. No obstante, existen otros, como Toyota, Dodge, Honda, Chrysler, y ahora KIA, que están apostando en comercializar en México, un modelo que alguna vez fue el vehículo familiar de novedad; nos referimos a la minivan representada por Sienna, Caravan, Odyssey, Pacifica como Sedona respectivamente, objeto de esta prueba.

La KIA Sedona 2019, llega por primera vez a nuestro mercado  y se encuentra en la tercera generación. Para este año el modelo recibió un lavado de cara, que a gusto personal, le quedó muy bien, pues luce juvenil y moderna. Enfrente estrena luces frontales y de niebla LED, parrilla Tiger Nose; mientras que atrás trae moldura horizontal en cromo, al igual que spoiler trasero.

De lado del equipamiento, incorpora mejoras, como el cargador inalámbrico y freno de mano eléctrico. Asimismo, se distinguen otros elementos, como quemacocos doble, clima de tres zonas y puerta trasera automática.

El sistema de infoentretenimiento viene muy completo con pantalla táctil, radio, USB, AUX y es compatible con Android Auto como Apple Carplay; además posee cámara de reversa con sensores de estacionamiento. Para las plazas de la segunda fila se cuenta con dos tablets para ver contenido multimedia; aquí nuestra única queja sería que los pasajeros de la tercera hilera no cuentan con este aditamento para entretenerse.

Gráfico: La Razón de México

En cuanto al espacio para ocupantes, de siete a ocho pasajeros viajan cómodamente en las tres filas de asientos. El octavo ocupante que viajara en la tercera fila tendría que ser un niño.

Bajo el cofre, la KIA Sedona no trae cambios; para el modelo 2019 encontramos un motor de 3.3L V6 con 266 hp y un par de 234 Lb-pie, ajustado a una caja automática de 6 velocidades con modo manual.

En cuanto a seguridad, ofrece el mínimo requerido, pues ostenta seis bolsas de aire, control de estabilidad y tracción, ABS, al igual que asistente de frenado como para ascenso en pendientes.

Manejando la nueva KIA Sedona 2019, de entrada, se siente lo bien construida que está, ya que no hay ruidos raros. La buena calidad de manufactura se aprecia a cada giro de la rueda, por lo que no hay queja en ese rubro.

Al ser una minivan, el trabajo de la dirección, como la suspensión, son pensados en el confort y hemos de decir que hacen un buen trabajo. En maniobras a altas velocidades, y tomando curvas, se equilibra bien, se siente estable. Hay buena comunicación entre las ruedas delanteras y el volante, por lo que sabes en todo momento lo que está pasando en el eje delantero, que no se percibe artificial. No pega en los topes, tiene la altura necesaria para moverte en ciudad, carretera o caminos rurales.

Al acelerar, la KIA Sedona hace un trabajo bastante decente; te da buena respuesta para incorporarte a vías rápidas o arrancar al cambio del semáforo, si bien no es tan súbita como lo apreciamos en nuestro frente a frente, contra la Toyota Sienna, te da lo necesario para moverte con toda facilidad.

Los frenos realizan una labor bastante efectiva para bajar la velocidad; no están esponjosos, trabajan con premura gracias a los discos en las cuatro ruedas.

En lo particular, el diseño de la nueva KIA Sedona 2019 me gusta; luce realmente llamativa.

Nos agrada mucho que es un vehículo bien equipado, por lo todo lo que mencionamos anteriormente, y lo mejor es que todos los ocupantes van cómodos; hay espacio suficiente para llevar y guardar cosas.

El manejo es aceptable, sin sorpresas y cumplidor.

Si bien la competencia está complicada contra ejemplares como Honda Odyssey o la Toyota Sienna, es una opción diferente que podría agradarte y claro que sí la recomendamos, pues nos dejó un buen sabor de boca. Es un vehículo ideal para viajar en familia.