Seis

QUEBRADERO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Más vale ir pensando cómo se van a estructurar los debates ante la posibilidad de que haya seis candidatos a la Presidencia. En pocos días sabremos si son 6 o menos, todo indica que van a estar los seis en la boleta.

Es obvio que no va a ser nada fácil desarrollar un debate con seis candidatos, son muchos para un encuentro de esta naturaleza pero son los que son. Ante la ley todos van a ser iguales, con los mismos derechos y obligaciones. Los seis van a tener la oportunidad de participar en los debates, y la lógica indica que los independientes van a querer estar en todos. Dígase lo que se diga, si están en la boleta es que se lo ganaron.

Los debates para ella y ellos serán de las pocas oportunidades que van a tener para hacerse ver, para que los escuchen y sobre todo para confrontar sus ideas con los candidatos de los partidos. Va a ser la posibilidad no sólo de que los vean en red nacional, también será la oportunidad de que hagan valer los motivos por los cuales son independientes. Por más que sea previsible, parte de sus discursos no podrán ser cuestionados, están en su derecho de hacerlo.

La voluntad política es clave para el desarrollo de un buen debate. Si los participantes quieren en serio confrontar ideas y propuestas, los debates por lo general no fallan.
Si por el contrario les da por posiciones ambiguas, que incluso son capaces de cambiar minutos antes del debate, como de hecho ha pasado en diversas ocasiones en los debates en el país, el aburrimiento y el fracaso son previsibles. Lo grave no es sólo esto, esta dinámica al final no le ayuda a nadie y no se les ofrecen a los votantes elementos para poder decidir.

Quienes van adelante en las encuestas se cuidan y se agazapan, de eso se encargan ellos mismos, y particularmente sus partidos que tienden a condicionar los debates para no “exponer a sus candidatos”.

Quienes van adelante en la encuestas y percepciones son obviamente el centro de ataques y atención. Hemos participado en debates en que quienes están en esta posición se quedan enconchados y ni quién los mueva de esa posición.

El motivo por el cual se quedan en esta posición, hasta cierto punto cómoda con uno que otro sobresalto, es que el formato no ayuda. No invita a un espacio dinámico y menos aún a una confrontación de ideas y propuestas.

Ahora que van a ser seis habrá que repensar integralmente los debates. Hay que diseñar estrategias dinámicas en que los ciudadanos tengan a los seis en igualdad de condiciones sin que nadie le juegue a agazaparse. Los partidos deben dejar de cuidar a sus candidatos como si fueran incapaces de responder, si así fuera no tendrían que estar en ningún debate y menos ser suspirantes.

Hay que pensar cómo hacerle sin aburrirnos y cambiarle de canal a las primeras de cambio. No es un show, pero tampoco puede ser que no pase nada.

RESQUICIOS.

Así nos lo dijeron ayer.

LUIS OCTAVIO ARIAS. Dir. Arias Consultores.

Ya son varios años en que hacemos evaluaciones a los gobernadores. En general los resultados son malos.

Realizamos 10 preguntas puntuales. Entre otras la calificación que otorgan los ciudadanos sobre su desempeño, si han cumplido sus promesas, si han realizado obra pública, si los sienten cercanos a la gente, entre otras.

Los peor calificados son Tabasco, el cual no ha salido del último lugar, Colima y SLP. Los que mejor crecimiento han tenido son Sonora, Sinaloa y Tamaulipas.

Guanajuato se conserva con el gobernador mejor calificado. Le siguen Jalisco e inesperadamente la CDMX; es probable que el avance esté relacionado con la acción de Mancera ante los sismos.

Un dato sorpresivo es el gobernador de Chihuahua. Al igual que Oaxaca y Coahuila tuvieron un descenso significativo. En el caso de Corral quizá no le gustó a sus paisanos su protagonismo.

Las buenas evaluaciones no dan necesariamente victorias a futuro.

Javier Solórzano Zinser
Javier Solórzano Zinser

Latest posts by Javier Solórzano Zinser (see all)