• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Nicolás Maduro. Foto: Especial
Nicolás Maduro. Foto: Especial

La incapacidad de los venezolanos para llegar a fin de mes con los salarios que reciben por la devaluación y la hiperinflación, que además encarece los productos básicos; el desabasto de medicamentos y la disminución de posibilidades para refugiarse en países vecinos orillan a muchos, de los que no han podido huir, a optar por la vía del suicidio.

“Hay un grupo de personas, el más importante, que se va del país, y hay otro tipo de personas que, por ciertos rasgos particulares, no deciden que se van del país, sino que se van de la vida y toman la decisión del suicidio como una salida. Buena parte de lo que sucede en Venezuela es una suerte de eutanasia”, expresó Roberto Briceño, director del Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV), en comunicado.

Y aunque las cifras del OVV son extraoficiales, ya que constituyen un esfuerzo de la organización para medir los suicidios en el país, pues el gobierno no se ha ocupado en actualizar las estadísticas (los datos más recientes son de 2011), Briceño indica que de 2016 a 2017 hubo un incremento de 475 por ciento en el número de venezolanos que han decidido terminar con su vida; es decir, en este periodo, la cifra saltó de cuatro a 19 casos por cada 100 mil habitantes.

Este resultado no sólo se coloca muy por encima de los registros anteriores sino que supera las tasas promedio de América Latina (cuatro), del continente entero (9.8), de Europa (15.4), Asia (19), incluso de la media mundial, que se ubica en 11.4 incidentes por cada 100 mil habitantes, según compara la propia organización.

Roberto Briceño destaca que Venezuela presentaba una de las tasas de suicidio “más bajas en América y del mundo, ubicada alrededor de 4 incidentes por cada cien mil habitantes”. Sin embargo, entre 2016 y 2017, en varios estados se registró “un aumento de cinco veces”, cifra “sorprendente” por presentarse en “un período tan corto”.

Gráfico: La Razón de México

En este sentido, afirma que el suicidio en Venezuela ha tomado “características particulares” generadas “por la crisis económica, la incertidumbre y angustia de no futuro que pueden observar algunas personas”.

El Observatorio ubica como motivos principales “resolver una angustia personal, por ejemplo, los que tienen una enfermedad y no encuentran medicinas” y otras que “piensan que pueden quedar lisiadas con un accidente cerebrovascular y entonces van a resultar una carga para su familia, así que deciden quitarse la vida”.

Gráfico: La Razón de México

El OVV enciende las alertas en el estado de Mérida, ubicado en la región noroeste del país; donde se llegó a 19 casos por casa 100 mil habitantes, al cierre de 2017, después de reportar apenas cuatro en 2016, el aumento más alto en los últimos 30 años.

Para la psiquiatra Belinda Labrador, citada en el informe del Observatorio Venezolano, los casos de pacientes con depresión han aumentado en los últimos seis años, principalmente por la crisis y las afectaciones que ésta ha traído. “La falta de alimentos, medicamentos, de dinero, está llevando a la población al colapso.

Para la especialista, quien se ha enfocado en estudiar la tendencia de suicidios en la última década, el problema es visto como la salida a lo que se está viviendo en el país.

“La depresión, que debe tratarse con terapia psicológica y, en los casos de mayor gravedad con medicamentos, se ha vuelto tendencia en Venezuela por la carencia de dinero para pagar las terapias y por la ausencia de medicamentos en el territorio”.

OTRA FORMA DE VIOLENCIA. Y a pesar de que el suicidio, por su naturaleza, involucra de manera directa a quien toma la decisión de atentar contra su vida, Roberto Briceño invita a leer el fenómeno social desde el contexto en el que está inmerso, como un suceso provocado, en este caso, por las condiciones sociales, políticas y económicas.

“Definimos la violencia como el uso de la fuerza física para hacer daño a otro o a uno mismo. El suicidio, entonces, es una forma de violencia porque se trata de una muerte que no es natural, sino provocada”.

Según el mismo informe de la OMS, la tasa de suicidios media en el continente americano es de 9.8 por cada 100 mil habitantes, situándose por debajo de la media europea, que es de 15.4 por cada 100 mil habitantes. En el continente, el país con la mayor tasa de suicidios es Guyana, con 29 por cada 100 mil habitantes, siendo una de las tasas más elevadas del mundo.

“En general la tasa de suicidios en América Latina es de tres o de cuatro por cada cien mil habitantes. Distinto ocurre en el sureste asiático o en el norte de Europa donde es de 19 o 20. Una tasa de suicidios en 19 es una cosa abismal; y empezamos a ver que se trata de un fenómeno social y no estrictamente individual”.

Gráfico: La Razón de México

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, enfermedades mentales, como la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, abuso de sustancias, violencia, sensaciones de pérdida y entornos culturales y sociales constituyen importantes factores de riesgo de suicidio.

 

 

  • El Dato: Más de 800 mil se suicidan cada año, representa una muerte cada 40 segundos. Es la segunda causa de muerte en jóvenes.

Causas probables

Problemas que motivan al suicidio en Venezuela

  • Crisis económica
  • Incertidumbre por el futuro
  • Angustia por la separación de familias (diáspora)
  • Falta de medicinas para afrontar alguna enfermedad
  • Depresión ante la enfermedad por constituir una carga para la familia

Y augura “esclavismo” a los que huyen

El presidente Nicolás Maduro dijo que a los venezolanos que emigran se les persigue y desprecia en Colombia y Perú, y pronosticó que sufrirán “esclavismo económico”.

En una reunión con empresarios petroleros, al comentar que los migrantes enfrentan la xenofobia de países vecinos, resaltó su apoyó al regreso de 89 venezolanos que habían emigrado a Perú.

El presidente dijo que el grupo de migrantes llegó “desesperado” a la embajada en Lima a pedir ayuda para volver, para lo cual dispuso un operativo aéreo, y dijo que “son gente que escuchó cantos de sirena de irse a vivir al exterior. En medio de la guerra económica decidieron irse y lo que consiguieron fue racismo, desprecio, persecución y esclavismo económico”.

La masiva emigración, debido a la crisis económica, además de Colombia y Perú, ha llegado a Brasil, donde se produjeron incidentes con la población local, y a Ecuador, donde el gobierno adoptó medidas que afectaron el cruce migratorio.

Maduro puso este ejemplo para decir a los venezolanos que los “gobiernos de derecha” en la región hacen todo por aconsejar que dejen el país por la crisis.

“Les dijeron: ‘vénganse para acá’ y ahora los persiguen y los discriminan, los desprecian. Muchos vendieron sus casas y se fueron a ser esclavos económicos en algún lugar de Colombia. El gobierno de derecha de Colombia tiene una alharaca (escándalo), dice que hay 600 mil venezolanos en Colombia. Lo dudo”, indicó.

Añadió que Venezuela recibió 6 millones de colombianos que huían del conflicto armado, y propuso en broma devolver los 6 millones de colombianos que viven en Venezuela y que Colombia regrese los 600 mil venezolanos que llegaron a ese país.

Compartir