• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Un hombre observa la devastación tras el sismo, ayer, en Indonesia. Foto: AP

Al menos 14 personas murieron y centenares resultaron heridas ayer, como consecuencia de un terremoto de magnitud 6.4 en la turística isla de Lombok, en el sureste de Indonesia, según las autoridades locales.

La potente sacudida provocó escenas de pánico entre locales y visitantes, que huyeron de sus casas o se precipitaron fuera de los hoteles. Hay cinco niños entre los fallecidos. El terremoto se registró a las 6:47 hora local.

El dato:

  • En 2016, un terremoto de 6.5 grados frente a la costa nororiental de la isla de Sumatra cobró la vida de decenas de personas.
  • Muchas edificaciones quedaron dañadas y decenas de personas resultaron heridas.

Fue seguido por más de 120 réplicas, la más fuerte de magnitud 5.7 grados, según la Agencia de Geofísica y Meteorología de Indonesia. El gobierno local decretó el estado de emergencia durante tres días.

“Según la información que tenemos hay 14 muertos, 162 heridos y cientos de casas dañadas”, declaró el portavoz de la Agencia de Gestión de Desastres de Indonesia, Sutopo Purwo Nugroho.

El Ministerio de Relaciones Exteriores malasio señaló por su parte que una de sus ciudadanas murió y otros seis resultaron heridos a consecuencia de este terremoto. “Estaban todos al pie del monte Rinjani cuando ocurrió el terremoto”, precisó, refiriéndose a un volcán de tres mil 700 metros de altura y es muy popular en los aficionados al senderismo.

Las múltiples réplicas contribuyeron a alimentar el pánico en algunas localidades, como en Sembalun, en el este de la isla, según un periodista de AFP. Con más de 200 personas cuyas casas resultaron dañadas.

Algunos se negaban a regresar a sus hogares por temor a que las réplicas terminaran derrumbando sus viviendas. El tejado de una clínica local se hundió y las paredes se fisuraron. Algunos habitantes explicaron a la agencia de noticias francesa que necesitaban abrigo y víveres.

Esta isla está a un centenar de kilómetros de la paradisíaca y famosa Bali.

A raíz del terremoto, las autoridades de la isla cerraron de forma preventiva los populares senderos del monte Rinjani, debido a deslizamientos de tierra. Dos turistas españoles y un guía local que hacían senderismo en el volcán cuando se produjo el terremoto resultaron levemente heridos, declaró a la AFP el propietario de una casa de huéspedes de la zona.

Compartir