Sólo la aplicación de la justicia acabará con la violencia contra mujeres

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

NuncaMas.jpg

Muchos son los funcionarios y activistas que llaman a combatir la violencia contra las mujeres, pero ¿cuál es la mejor estrategia para eliminarla?
Según especialistas, el plan más efectivo ante este problema es la justicia, sin importar si se trata de violencia física, verbal o sexual.

El director de Asuntos Jurídicos del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Pablo Navarrete, aseveró en entrevista para La Razón que todos los casos deben ser investigados para determinar si existe el delito y fincar responsabilidades.

En otras noticias:
Cae taxista acusado de asaltar a joven en Tlalpan

Recordó que muchas de las víctimas solicitan apoyo para salir del problema antes de denunciar, hecho que representa un signo de alerta.

Al respecto, la especialista en violencia de género Karla Langle señaló: “si los casos se atendieran puntualmente y se hiciera justicia, seguramente muchas mujeres dirían vale la pena (denunciar)”.

Violencia continua

En las noticias y organizaciones de apoyo a la mujer se denuncian diversos ataques contra mujeres, como intento de violación, acoso, hostigamiento laboral y acusaciones por abuso sexual, como los casos de taxistas contra estudiantes o el recordado caso de “Los Porkys”.

Ante la cobertura mediática de estos asuntos, Navarrete Gutiérrez advirtió que se vuelve un arma de doble filo, pues por un lado se revictimiza a las denunciantes y da una falsa persecución que incentiva la violencia.

PabloNavarrete.jpg

La también pedagoga Langle dijo que sólo si en los medios informativos se tiene un impacto positivo en estos casos, como la justicia, se genera un cambio para que las víctimas denuncien, y en la sociedad para eliminar esta violencia.

Sin embargo, el abogado especialista en derechos humanos llamó a “no conformarnos con cobertura mediática”, pues no todos estos casos llegan a una resolución.

Recordó que las resoluciones deben tener dos efectos, uno reparatorio hacia la víctima, y otro pedagógico, para mostrar a la sociedad que no se permitirán estos delitos.

El funcionario afirmó que de por sí ya es difícil denunciar y luego las víctimas se enfrentan a los prejuicios, sin importar si el Ministerio Público o policía es hombre o mujer.

“El hecho de que te atienda una mujer no significa necesariamente sensibilidad o visión de género”, lamentó, respecto al trato que pueden recibir las víctimas.

Leer más:
Violencia contra mujeres es un grave problema, asegura Osorio Chong

Por lo anterior, Langle aseveró que falta capacitación para atender estas denuncias, “mientras no se capacite a ministerios públicos, es muy difícil que se pueda hacer algo”.

Violencia01.jpg

Navarrete lamentó que exista una normalización de la violencia, hecho que genera dudas sobre si viven en un entorno de violencia o no, mientras que la especialista en violencia de género detalló que los prejuicios y culpas también se vuelven impedimentos para mejor la impartición de justicia en la materia.

Al ser cuestionados sobre las campañas que se impulsan contra la violencia hacia las mujeres, coincidieron en que son un apoyo, pero no suficientes.

srv