“Somos cronistas gráficos de la época que nos tocó vivir”

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El ilustrador cubano Ángel Boligán y el humorista autodidacta Andrés Rábago, conocido como El Roto, son los protagonistas de Sin palabras, una muestra inaugurada ayer en la Biblioteca del Centro Cultural Mexiquense Bicentenario que combina piezas de los artistas que han convertido la caricatura en una “crónica de la realidad”.

“Tenemos una visión del mundo muy particular donde lo principal no son los personajes de la política, sino toda la situación contemporánea que vivimos:
el consumismo, la globalización, la migración, la televisión o la Internet”, aseguró a La Razón Ángel Boligán, autor de la columna Espejo de tinta.

La exposición, integrada por cien trabajos de ambos ilustradores, que permanecerá exhibida hasta el 13 de octubre, combina el humor con la poesía, la crítica con el sarcasmo o la decepción, y es que a decir del caricaturista cubano, su estilo trasciende el estricto mensaje periodístico.

“Vemos la caricatura no sólo como periodistas sino como artistas. La obra de El Roto, por ejemplo, no se queda en el mensaje periodístico, hay en cada uno de sus trazos una obra de arte”, comentó.

Si bien las caricaturas que se exhiben tienen un tono político son más una lectura de la realidad que vivimos en donde los artistas fungen como narradores.

“Somos una especie de cronistas gráficos de la época que nos ha tocado vivir. Los dibujos que realizamos no están basados unicamente en las noticias que escuchamos, si no que son producto de la realidad que vivimos. La tecnología ha facilitado una transmisión increíble y nuestras creaciones, lo que ha propiciado que dejemos de lado el sentido tradicional de la caricatura en la que sólo dibujaban personajes políticos”, agregó.

El estilo de estos dos dibujantes refleja mucha de las situaciones contemporáneas. Ilustraciones que prescinden, en algunas de las ocasiones, de las palabras.

“No dicto una tendencia, yo sólo ilustro lo que pasa y al final es el lector el que va a forjar su propia opinión. Nuestras creaciones sólo son una alerta que señala determinadas situaciones y creo que en ese sentido el dibujo puede crear reflexiones distintas. Reflejar la realidad es para mi una especie de sarcasmo, yo lo veo con humor. No lo sabemos, quizá las nuevas generaciones tengan una idea de cómo vivían sus antepasados cuando observen alguna de nuestras piezas”, comentó.

Boligán explicó que su interés por esta forma del periodismo nació cuando aún radicaba en San Antonio de los Baños, ubicado al suroeste de La Habana, conocido como “La Villa del Humor”.

“Cuando aún radicaba en Cuba se inauguró un museo dedicado a la caricatura, y ver los trabajos de esos artistas me motivó muchísimo, luego comencé a colaborar con medios nacionales y finalmente salí de la Isla”, dijo.
El creador salió de su país natal en 1992 y encontró en el medio editorial un “gran recibimiento”.

“Vine a México invitado por el Museo de la Caricatura, en 1992. En esa época Cuba atravesaba una crisis muy fuerte porque el bloque de Europa oriental había caído y tuve una gran apertura en el medio editorial y comencé a trabajar con El Universal, sobre todo porque encontré el espacio y la libertad para publicar las cosas que a mí me interesaban.

Ángel Boligán Ilustrador

“Los dibujos que realizamos no están basados unicamente en las noticias que escuchamos, si no que son producto
de la realidad
que vivimos”

Sin palabras

Autores:
El roto y Boligán
Lugar: Centro Cultural Mexiquense Bicentenario

cul25i-9.jpg