¿Somos o no somos?

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

– En los pasillos de la Secretaría de Hacienda todavía no se apaga el enojo por el trato recibido en la comparecencia del secretario Agustín Carstens ante el pleno de la Cámara de Diputados. Y el enojo no es precisamente contra el diputado petista Gerardo Fernández Noroña por su comportamiento majadero. La molestia, honda por cierto, es por la frialdad de los diputados del PAN, encabezados por Josefina Vázquez Mota. Ni siquiera le aplaudieron al secretario. ¿Somos o no somos del mismo equipo? Se preguntan en Hacienda. Y no está clara la respuesta.

Pena ajena

 Definitivamente, la actual legislatura no está a la altura que requieren los tiempos nacionales. Lo de la comparecencia ayer del Secretario de la SSP resultó un papelón encabezado por Porfirio Muñoz Ledo, cada día más impresentable en su actitud de bravucón de esquina con lengua atropellada, que escuda su comportamiento en la charola de diputado. El caso es que ante el Secretario nuestros legisladores brillaron por no exponer argumentos ni razones en el afán de ser “duros”. No saben que se puede ser duro si hay contenido. Pero lo que abundó ayer fueron los despropósitos.

Ebrard los pone en su lugar

 El jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, adoptó una actitud meridiana en el caso Juanito: avisó que nadie podrá impedir que el delegado electo de Iztapalapa asuma su cargo el 1 de octubre. Ante la cercanía de la toma de posesión, los panchovilla y diputados fieles a AMLO intensificaron sus intimidaciones en contra de Rafael Acosta para boicotear su asunción al puesto. Valentina, hermana de Martí Batres, sacó el cobre de la gallera amenazando: “Oye, mejor no vengas, eh”. Es de esperar que hayan oído a Ebrard, cuando les advirtió que “eso no lo voy a permitir”.

Otra de El Rompepuertas

 De pronto todos pensaron en la ALDF que se trataba de algún regeeatonero famoso, de Yandel o de Don Omar, y que iba a empezar a sonar aquello de “Enfermo de amor, enfermo de amor, enfermo de amor, enfermo de amor”. Pero no sonó música, sino la propuesta sobre readaptación de presidiarios del diputado priista conocido como El Rompepuertas, Cristian Vargas. De todos modos, no estaban tan equivocados, pues Vargas se hace llamar El Regeeatonero y ayer fue vestido como le gusta: pants, playera escarlata, chamarra colorada, varios collares al cuello y aretes e las orejas.

Un muerto en el stand de tiro

 La Procuraduría capitalina investiga la muerte de una persona, por disparo en la cabeza, al interior del stand de tiro de la policía montada, en avenida Guelatao, Iztapalapa. Al parecer, la víctima cruzó la línea de fuego al momento que se realizaba una práctica. En la Coordinación Territorial 6, de esa delegación, declaran un instructor de tiro y tres empleados de la armería, quienes eran los que se encontraban en el lugar.

Sigue la mata dando

 Muertos que votan, sufragios dobles y más votantes de los que registra el gremio son algunas de las anomalías que dieron la victoria a Martín Esparza para repetir en la dirigencia del Sindicato Mexicano de Electricistas por otros tres años, aunque aún la Secretaría del Trabajo no entrega la “toma de nota”, debido a esas anomalías. Y sigue la mata dando: en la sección correspondiente a Lechería votaron 3 mil 200, pero ahí apenas hay registrados 851 trabajadores, contando activos y jubilados. O sea, casi cuatro veces más.

fdm

Compartir