• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

“No Fio x ke no pagas Puntual (sic)”, se leía en aquel letrero hecho en una cartulina fluorescente y colocado en medio de la mercancía. Lo que se vendía en aquel negocio de Tepito era cocaína, mariguana de sabores, paletas de chocolate con la hierba…

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) hallaron esta narcotiendita en una de las calles más peligrosas del barrio: Jesús Carranza.

Estaba dentro de una vecindad, junto a un altar en el que había más de una veintena de figuras de la Santa Muerte.

De acuerdo con los reportes de la dependencia que encabeza Hiram Almeida, fueron agentes del Sector Morelos quienes hallaron esta tienda.

Los policías realizaban rondines cuando vieron a un par de hombres vendiendo droga. Al acercarse, aquel par de sujetos se metió a la vecindad número 21, la cual es refugio de narcomenudistas.

Los agentes fueron tras ellos y ahí hallaron la narcotienda. Había una veintena de vitroleros con mariguana.

Encontraron “morada”, “tomy”, “candy califas…” las dosis tenían diferentes precios. Había cigarros de 10 pesos hasta pequeñas bolsas de 100. También vendían cocaína en polvo y piedra. Los dos detenidos y la droga fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

CAE EXREO DE EU EN IZTAPALAPA. Los tatuajes cubren todo su torso, sus brazos, su espalda… Cada uno se lo hicieron durante el tiempo que estuvo preso en Estados Unidos.

José Luis “H” tiene 44 años y la mitad de ellos los pasó en una prisión estadounidense. Ahora regresó a vivir a Iztapalapa; sin embargo, el fin de semana fue detenido por agentes de la Policía capitalina.

Lo aprehendieron cuando llevaba más de tres kilos de mariguana en paquetes para su venta al Oriente de la ciudad.

De acuerdo con los reportes, el hombre había ido por la droga a Tláhuac y pretendía llevarla a Iztapalapa, donde esperaba prepararla para su venta individual.

Sin embargo, fue descubierto por los agentes que lo persiguieron. Al ser aprehendido relató que estuvo preso en Estados Unidos durante 22 años y que recientemente llegó a la ciudad. El hombre fue puesto a disposición de la Fiscalía Central de Narcomenudeo de la PGJ.

Gráfico: La Razón de México