• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El hombre utiliza los nombres de Jussif Alejandro Marroquín, Abraham Campos Sanabria o Juan Carlos Parra. Foto: Especial

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) acumuló ya cuando menos seis denuncias, una orden de aprehensión y una solicitud de orden en contra del hombre que se hacía pasar por un joven adinerado que gustaba de comprar autos de lujo, pero que en realidad era un defraudador, pues sus compras las hacía con cheques sin fondos.

Luego de que La Razón dio a conocer ayer la captura de este hombre, ejecutada el fin de semana, autoridades de la Procuraduría informaron que recibieron desde el estado de Quintana Roo una orden de aprehensión en contra de este sujeto, pues en Cancún defraudó a un hombre al que le quitó un Mercedes Benz valuado en alrededor de 500 mil pesos.

Los informantes revelaron que el Ministerio Público que lleva el caso también recibió una denuncia de Nuevo León por el robo de una camioneta Ford F-650, de la cual se apropió en el municipio de Santa Catarina.

Las autoridades saben que todos los carros que este hombre robaba tenían precios superiores al medio millón de pesos y llegaban al millón de pesos. Lo más barato que robó es una moto Harley Davidson valuada en 189 mil pesos.

Fueron agentes de la Fiscalía para Robo de Vehículos de la PGJCDMX los que aprehendieron a este hombre el fin de semana, cuando intentaba cometer un fraude similar en la zona de la delegación Benito Juárez.

Los elementos del área descubrieron ya que el hombre utilizaba cuando menos tres diferentes identidades y saben que entre los carros que robó estaban un Porsche de casi un millón de pesos y un Lamborghini de millón y medio.

Gráfico: La Razón de México

El hombre se hacía pasar como un joven adinerado que gustaba de comprar autos de lujo. Vestía ropa de marcas de diseñador y viajaba con un chofer al que presentaba como su guardaespaldas…

Se hacía de los autos y después los revendía con papeles falsos en distintas ciudades del país. Las autoridades lo relacionan con al menos ocho robos similares de vehículos.

Se ha hecho llamar Jussif Alejandro Marroquín, Abraham Campos Sanabria o Juan Carlos Parra, entre otros. Lo atraparon cuando estaba por engañar a otra víctima a la que pretendía robarle un Mercedes Benz.

Dice tener entre 22 y 25 años de edad. Lleva falsas credenciales de elector, documentos a su nombre y una chequera de Ban Bajío.

Ayer el hombre fue enviado a un penal capitalino acusado hasta ahora sólo por el delito de fraude. Las autoridades buscan que el juez que reciba el caso ordene su prisión preventiva justificada, toda vez que existe la posibilidad de que el acusado se escape si sale de prisión.

Compartir