• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial
Foto: Especial

El líder nacional de Nueva Alianza, Luis Castro Obregón, informó que las salas regionales no tienen la capacidad de interpretar la ley y están rechazando las 282 inconformidades interpuestas por el partido para alcanzar 220 mil votos que les permitirán mantener el registro, por lo que acudirán a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

En entrevista con La Razón, Luis Castro indicó: “las salas regionales están castigando a NA por las insuficiencias de la ley y por que no entran al reclamo que hacemos de contar estos votos y se atoran en si afecta o no al ganador. Tenemos distritos donde el primer lugar ganó dos a uno. No queremos cambiar los resultados, sino que los votos sean bien contados”.

Destacó que el partido ha interpuesto 282 inconformidades ante los tribunales electorales de cinco salas regionales cuyo plazo para resolverlos vence el próximo viernes, por lo que tienen cuatro días posteriores adicionales para presentar nuevos recursos ante el TEPJF.

Las salas regionales están castigando a Nueva Alianza por las insuficiencias de la ley y por qué no entran al reclamo que hacemos de contar estos votos”

Luis Castro Obregón

Presidente nacional de Nueva Alianza

Explicó que las inconformidades que se presentaron se dieron por tres tipos de irregularidades en casillas respecto a candidaturas a diputados y senadores por irregularidades detectadas como: cambio de ubicación, no se presentaron funcionarios de casilla y fueron electos personas que no estaban a cargo del distrito, así como gente que votaron sin estar en el padrón.

Al afirmar que Nueva Alianza no desaparecerá y que participará en las elecciones de 2024 con la conformación, incluso, de un nuevo partido, Luis Castro señaló que cerca del 20 por ciento de los recursos interpuestos han sido rechazados por las Salas Regionales, por lo que confía en que la Sala Superior tenga la capacidad de establecer criterios para interpretar la ley.

El partido también impugnó los cómputos de siete distritos federales ubicados cuatro en Puebla, dos en Chiapas y uno en San Luis Potosí.