• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Gignac levanta el título de la primera edición del campeonato, ayer. Foto: Especial
Gignac levanta el título de la primera edición del campeonato, ayer. Foto: Especial

Los Tigres de la UANL se quedaron con la primera edición del Campeones Cup, al imponerse 3-1 ante el Toronto FC, en un partido donde los regiomontanos tuvieron complicaciones en el primer tiempo, pero en el complemento se repusieron y con goles de Jesús Dueñas un autogol de Eriq Zavaleta doblegaron a los de la Major League Soccer.

La primera diana felina llegó al 36’, cuando Jesús Dueñas empujó con su pierna izquierda y acomodó el esférico por el por bajo, junto al palo izquierdo. La asistencia fue de Juninho después de un pase en profundidad. Ya con el tanto en el bolsillo, los mexicanos jugaron más relajados y con mayor libertad; sin embargo, ya no movieron el tablero.

Para el complemento, otra vez Tigres jugó cómodo, de ahí que al 64’, el mismo Dueñas engrosó el resultado, también valiéndose de un remate con la derecha desde fuera del área por abajo, junto al palo izquierdo, tras un saque de esquina.

Pero ahí no terminó la fiesta universitaria, los de casa colaboraron para su propia cruz, y es que al 68’, Enner Valencia se metió al área, intentó dejar para Zelarayán, pero se cruzó el jugador del Toronto, Eriq Zavaleta, quien intentó desviar, pero para su mala suerte la redonda se fue a su propio arco y así llegó el tercero a favor de los felinos.

El resto del encuentro fue para darle aire a los anfitriones, quienes intentaron hasta el cansancio, pero eso apenas les dio para lograr una pena máxima al 85’, misma que fue ejecutada por Lucas Janson para descontar; no obstante Tigres ya tenia más que asegurado el resultado y se encargó de cuidarlo.

Compartir