• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Con motor V6 turborecargado. Foto: Autocosmos

La primera impresión que deja el Lincoln Continental 2018 es que se parece a un Bentley, quizá demasiado, y si bien tiene mucha presencia y genera la percepción de ser un auto de lujo hecho y derecho, creo que no tener una personalidad propia mejor definida le juega ligeramente en su contra. Como sea, se ve imponente y cuando entramos en detalles, se nota buen cuidado y atención en los mismos. La gran parrilla cromada tiene un patrón que parece replicar incontables veces el emblema de la marca, coronada al centro por otro de generosas dimensiones es, sin duda, lo que más llama la atención; aunque los faros Full LED o las manijas de las puertas ocultas en la línea de hombro del vehículo son detalles que se agradecen.

Bajo el cofre encontramos un V6 3.0 Ecoboost con 400 hp y 400 lb-pie de torque, asociado a una caja automática de seis velocidades con modo manual que envía la potencia a las cuatro ruedas. El sistema AWD cuenta con distribución de torque vectorial, por lo que aun cuando nativamente es una tracción delantera, el comportamiento es bueno. Eso sí, sin llegar a ser como el de un Serie 5, Clase E o Audi A6, que repito, no es la intención.

Los asientos se ven súper sofisticados, y lo son, ya que cuentan con 30 posiciones, por su parte, el cuero es suave y se percibe de una calidad inmejorable; mientras que en el tablero, los insertos de cromo, aluminio y madera ayudan a crear una atmósfera suntuosa y agradable.

  • El Dato: La pantalla de Info entretenimiento es de 8” y cuenta con el sistema Sync 3, que ofrece compatibilidad con Apple Carplay.
Compartir