• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El carro proyecta la imagen que quieres trasmitir. Foto: Autocosmos

El Toyota Yaris llegó a nuestro país hace seis años y desde entonces se han comercializado alrededor de 15 mil unidades. Los primeros modelos que se vendían eran fabricados en Japón y actualmente son importados de Tailandia.

Para el modelo 2018, tanto la variante sedán como hatchback recibieron una actualización; esto para darle un toque más sobrio y elegante.

Bajo el cofre emplea la misma máquina que el modelo sedán; ésta es un cuatro cilindros de 1.5L con 107 caballos de potencia y torque de 104 lb-pie; la caja es manual de cinco velocidades o automática CVT con modo manual; nosotros tuvimos en nuestras manos esta última.

  • El Dato: Contiene un estéreo con pantalla táctil que reproduce CD/DVD, MP3 y entrada USB.

En el rubro de seguridad posee dos bolsas de aire, frenos ABS con distribución electrónica de frenado. Asimismo, cuenta con sistema Isofix y Latch para autoasientos de niños.

Tiene una longitud de 4.1 metros y la cajuela posee un volumen de carga de 476 L.

Por otro lado, tenemos que este Yaris emplea una caja automática CVT, la cual funciona adecuadamente al momento de exigirle, y esto se percibe más en el modo “manual” al hacer cambios, si lo que deseas es frenar con motor, por ejemplo.

La simulación de las velocidades la hace al instante y realmente la máquina se frena como si fuera una trasmisión manual.

Relacionado al párrafo anterior, tenemos que con una caja CVT, el peso de este vehículo se reduce considerablemente, lo que ayuda a que el motor tenga menos arrastre por mover, lo que se refleja en el rendimiento. A nosotros, en el tiempo que lo probamos nos dio un promedio de 15 km/l.

Tema aparte es el buen desempeño que tiene para pasar hoyos, topes y cualquier imperfección de la calle. La suspensión es bastante alta, estabiliza bien al momento y es suave.

am