• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Fotoarte: Luis de la Fuente, La Razón

La fuerza es un recurso que puede ser exhibida para bien o para mal, de ello depende el triunfo o la derrota. Sólo quedan ocho selecciones con esperanzas de hacerse de la Copa del Mundo, de esas ocho, en una de las llaves se encuentra Francia, Uruguay, Brasil y Bélgica, los cuatro equipos que en el papel lucen como los más animosos y dinámicos, con historia; por lo menos, tres de ellos ya saben lo que es ser campeón del mundo.

Brasil, con cinco títulos; Uruguay, con dos, y Francia, con una estrella, son los que más visten este sector; mientras que Bélgica desde un principio pintó como favorito

Los que inician con la serie de cuartos de final son los franceses y los celestes. La escuadra gala no ha podido vencer a los charrúas en la historia de las Copas del Mundo, pues en un total de tres ocasiones en las que se han enfrentado, todas ellas en fase de grupos, registra una derrota y dos empates.

La primera vez que los europeos y su damericanos tuvieron un choque en la justa veraniega fue en Inglaterra 1966. En aquel partido disputado en Londres, Héctor de Bourgoing puso en ventaja a Francia al minuto 15; sin embargo, llegó la remontada, cortesía de Virgilio Rocha al 26’ y Julio César Cortés al 31’, para los orientales.

Ya para este nuevo siglo, los dos combinados se encontraron durante la edición festejada en Corea-Japón 2002, en un duelo que finalizó sin anotaciones en el estadio Asiad Main. A la postre, tanto Uruguay como Francia quedaron fuera de la ronda de octavos al ser superados en puntos por Dinamarca y Senegal, con siete y cinco unidades respectivamente, mientras que ambos en cuestión apenas sumaron dos y un punto.

Pero el recuerdo más fresco es el de Sudáfrica 2010, en el que tras 90 minutos disputados en el Estadio Green Point, de Cabo Verde, nuevamente no se hicieron daño. En esta ocasión Uruguay avanzó como primero de grupo sobre México, Sudáfrica y los bleus, que sumaron únicamente la unidad producto del empate mencionado; más tarde, los charrúas llegarían a los cuartos de final, en los que cayeron ante Holanda.

En este encuentro ya hay algunas emociones inmiscuidas, luego de que el delantero Antoine Griezmann, quien en contadas ocasiones ha expuesto su amor por Uruguay, dio declaraciones contra el sistema y estilo de juego de los celestes, pero los su-damericanos aún no saben si podrán contar con uno de sus hombres más importantes, Cavani, quien se encuentra lesionado.

En lo que respecta al otro choque de esta llave, entre Brasil y Bélgica, el único antecedente en la historia de la Copa del Mundo entres estos dos combinados fue en la ronda de octavos de final de Corea-Japón 2002, en lso que la Canarinha obtuvo la victoria sobre los diables rouges por un marcador de 2 a 0.

En dicho encuentro, celebrado en el Estadio de las Alas, en Kobe, Japón, el legendario Rivaldo abrió el marcador hasta el 67’ y veinte minutos más tarde Ronaldo selló el boleto rumbo a cuartos de final.

A la postre, los entonces dirigidos por Felipe Scolari vencieron en las rondas subsecuentes a Inglaterra (2-1), Turquía (1-0) y a Alemania (2-0) para coronarse por quinta vez como monarcas del balompié mundial.

Los de Tite se encuentran en gran momento, pero el timonel de Bélgica, Roberto Martínez, ya sentenció que este encuentro será el mejor partido de todo el Mundial.

Compartir