• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Luis Videgaray y Juan Pablo Castañón, ayer, en sesión del Consejo Nacional de la Agenda 2030. Foto: Cuartoscuro

Tras darse a conocer que el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, anunció que gravaría con 25 y 10 por ciento la importación de acero y aluminio, respectivamente, la Secretaría de Economía (SE) respondió de manera inmediata con una medida “espejo” para compensar las afectaciones al comercio bilateral.

El titular de la dependencia, Ildefonso Guajardo, aseguró que el país vecino sin duda se está dando un balazo en el pie, porque afecta un sector que se encuentra totalmente integrado, ya que las empresas de la industria acerera existen tanto en México como en Estados Unidos.

“Consideramos que este criterio claramente no aplica con socios de América del Norte. No hay justificación y presenta una amenaza real a las industrias que están altamente integradas en región norteamericana”, dijo.

  • El Dato: Los aranceles son una tarifa oficial determinante de los derechos que se deben pagar para remunerar a ciertos profesionales.

En entrevista, el funcionario especificó que los productos que gravará México serán: aceros planos (lámina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros; los cuales buscarán compensar la afectación que deja la medida que entrará en vigor este primero de junio.

En este sentido, ahondó en que la relación comercial entre las dos naciones excede los 500 mil millones de dólares, por lo que el comercio afectado en este proceso es de cuatro mil millones, que representa alrededor de 1.7 por ciento del comercio total.

Consideramos que este criterio claramente no aplica con socios de América del Norte. No hay justificación y presenta una amenaza real a las industrias”

Ildefonso Guajardo

Secretario de Economía

Tras reprobar la decisión, Guajardo Villarreal indicó que México tuvo que contestar de manera contundente con este gravamen, que aunque no especificó los detalles de la medida, sí dijo que en una situación así, México puede tomar como referencia los aranceles de la Nación Más Favorecida (NMF) de la Organización Mundial de Comercio (OMC), los cuales podrían ir desde 20 hasta 40 por ciento para cada producto de la lista mexicana.

El miércoles se dio a conocer que el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, había señalado que aunque las conversaciones con los socios europeos habían logrado algunos avances, después de anunciar la medida en abril pasado, no fueron suficientes para mantener la exención para esa región.

Mientras que con México y Canadá la suspensión de los gravámenes respondía a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el cual entró en vía muerta y no tiene fecha prevista de conclusión.

El funcionario federal añadió o que no descartan ir ante la OMC para tratar este tema; sin embargo, señaló que en el actual TLCAN existe una previsión que permite a los socios reclamar una exclusión sobre acciones globales tomadas por alguna de las partes.

No tendremos miedo a negociar, pero tampoco vamos a negociar con miedo

Luis Videgaray

Canciller de México

“En ese sentido, respaldados en un articulado del propio acuerdo, vamos a establecer nuestra acción de compensación, independientemente que no descartamos ninguna acción en otros foros y en otras estrategias”, comentó.

Por otra parte, Guajardo quiso dejar en claro que el hecho de que se establezca un arancel contra las láminas de rollo caliente o frío proveniente de Estados Unidos o frente a los aceros con valor agregado galvanizado, no quiere decir que la industria sea la que pague ese impuesto; ya que buscará un mercado alternativo con otros socios comerciales.

“Una de las cosas que no se entiende es que si lo que queremos hacer en NAFTA es integrarnos de una manera más contundente, este tipo de acciones que se están tomando, en lugar de ayudar a sumar sobre la integración de América del Norte, lo que hace es restar sobre la misma integración de la región”, aseveró.

Por otra parte, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, también condenó la decisión y señaló que “no tendremos miedo a negociar, pero tampoco vamos a negociar con miedo”.

Esta medida histórica en las relaciones comerciales y bilaterales entre México-Estados Unidos circunscribe al Estado mexicano como uno de los escasos países latinoamericanos que han impuesto sanciones en respuesta a las medidas arancelarias del gobierno norteamericano.

“Reitero que en la relación México-EU tenemos objetivos claros y explícitos, pero tenemos límites”, enfatizó.

Contestación

El gobierno mexicano aplicará aranceles a estos productos de EU:

  • »Aceros planos (lámina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos).
  • »Lámparas.
  • »Piernas y paletas de puerco.
  • »Embutidos y preparaciones alimenticias.
  • »Manzanas.
  • »Uvas.
  • »Arándanos.
  • »Diversos quesos.