• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El magnate, ayer, en Carolina del Norte, evalúa los daños por la tormenta Florence. Foto: AP
El magnate, ayer, en Carolina del Norte, evalúa los daños por la tormenta Florence. Foto: AP

La administración de Trump perdió de su radar a casi mil 500 niños migrantes que ingresaron este año de manera ilegal a EU y que fueron colocados con familias patrocinadoras luego de abandonar los centros de detención, según reportó el Congreso de ese país, al externar su preocupación porque los menores podrían estar expuestos a las mafias que trafican con personas o que los usan para explotarlos.

De acuerdo con el informe del Senado, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) no pudo determinar con certeza el paradero de mil 488 de los 11 mil 254 niños que la agencia había colocado con patrocinadores en 2018, basados ​​en llamadas de seguimiento del 1 de abril al 30 de junio.

Caitlin Oakley, vocera del HHS, respondió a los congresistas que el número no corresponde a desapariciones, sino a que los patrocinadores a los que fueron entregados no respondieron a las llamadas de seguimiento. “Tal como se le comunicó a los miembros del Congreso, estos niños no están perdidos. Sus patrocinadores, que generalmente son padres o familiares y en todos los casos han sido investigados, simplemente no respondieron o no pudieron ser contactados”.

  • El Dato: En 2016, ocho niños fueron entregados de manera errónea, por el Departamento de Salud y Servicios Humanos, con personas vinculadas a mafias de traficantes de personas.

De acuerdo con The New York Times, las revelaciones del Congreso sirvieron de fondo en la presentación de una legislación que busca aclarar la responsabilidad del HHS de garantizar la seguridad de los niños, incluso cuando ya no están bajo su custodia, en los centros de detención.

La ley obligaría a los funcionarios a verificar los antecedentes de los patrocinadores, antes de entregar a los niños, a asegurarse de que éstos les brinden la atención adecuada, y a organizar audiencias en el tribunal de inmigración.

Además, requeriría que el HHS notifique a los gobiernos de los estados la colocación de los niños inmigrantes con patrocinadores en sus respectivos territorios.

El senador republicano Rob Portman, dijo que la ley “asegurará que hagamos un seguimiento de los menores no acompañados en nuestro país, lo que ayudará a protegerlos de la trata y el abuso así como a asegurar que aparezcan para sus procedimientos judiciales de inmigración”.

Gráfico: La Razón de México

El demócrata Richard Blumenthal, quien también apoyó la propuesta, dijo que “los niños que arriesgan sus vidas para hacer un viaje peligroso en busca de asilo no deberían tener que preocuparse de ser víctimas de la trata o de ser entregados a abusadores en los Estados Unidos “.

Desde 2016, el Departamento de Salud y Servicios Humanos llama a los patrocinadores que alojaron a niños inmigrantes, 30 días después de habérselos entregado; sin embargo esta no es una responsabilidad que esté establecida en la ley.

Nuevo marco legal

Senadores proponen una ley que obligue al gobierno a procurar la seguridad de los menores inmigrantes.

  • Garantizar la seguridad de los niños, incluso cuando ya no están bajo su custodia.
  • Obligar al Despartamento de Salud a verificar los antecedentes de los patrocinadores, antes de entregarles a los niños.
  • Asegurarse de que éstos les brinden atención adecuada.

Presidente juega al juez en caso Kavanaugh

El presidente Donald Trump insistió en su interés de reunirse con Christine Blasey Ford, la mujer que hizo tambalear el nombramiento de Brett Kavanaugh como nuevo juez del Tribunal Supremo tras acusarlo de agresión sexual.

“Realmente quiero verla, quiero oír todo lo que tenga que decir”, declaró el mandatario antes de partir a Carolina, donde se reunió con los equipos de emergencia que trabajan para contrarrestar los daños de la tormenta Florence.

Ford ya fue invitada a comparecer ante el Senado, para defender sus afirmaciones de que el magistrado intentó propasarse con ella cuando ambos eran adolescentes.

Sin embargo, en las últimas horas, la mujer dijo que no comparecerá hasta que el FBI realice una investigación.

Preguntado sobre la posibilidad de que Ford no acepte su invitación, Trump respondió: “si aparece será maravilloso y si no, será una pena”.

Compartir