• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Las bolsas asiáticas y europeas resintieron el reinicio de conflicto entre EU y China. Foto: Especial
Las bolsas asiáticas y europeas resintieron el reinicio de conflicto entre EU y China. Foto: Especial

Los mercados bursátiles cayeron por tercer día consecutivo ayer, afectados por las preocupaciones sobre la escalada de las disputas comerciales entre Estados Unidos y China y la profundización de las ventas en las monedas de los mercados emergentes.

De acuerdo con Reuters, las acciones europeas cayeron, aunque el FTSE de Londres subió casi un uno por ciento, gracias a una libra británica débil.

El índice Mundial MSCI, un indicador de 47 mercados, bajó un 0.2 por ciento y el principal índice de acciones emergentes cayó un 0.7 por ciento, por el peso de los temores al comercio mundial.

Las preocupaciones sobre las tensiones de Estados Unidos con China también se mantuvieron vivas, por un informe la semana pasada que Trump había dicho a sus colaboradores que estaba listo para imponer aranceles sobre importaciones adicionales de China, por 200 mil millones de dólares, tan pronto como finalice el jueves el período de comentario público sobre el plan.

Esa sería una gran escalada, dado que los Estados Unidos ya aplicaron aranceles sobre exportaciones de China, por valor de 50 mil millones de dólares.

“A medida que nos acercamos a una nueva semana y mes, las preocupaciones comerciales se mantendrán en el centro de las mentes de los inversionistas, junto con las preocupaciones crecientes sobre la estabilidad en los mercados emergentes, luego de las fuertes caídas en Argentina y Turquía hace días”, dijo Michael Hewson , jefe de mercado en CMC Markets.

También hubo malas noticias sobre el panorama económico, con las encuestas que muestran que la actividad manufacturera sufrió un golpe por las débiles órdenes en agosto, una señal de que las firmas están sintiendo el impacto de una guerra comercial mundial, que podría descarrilar el crecimiento global.

Las encuestas a los gerentes de compras, mostraron una creciente presión sobre las fábricas en Europa y Asia, y luego se espera que los datos muestren que Estados Unidos tiene el mismo control.

La lira lideró las pérdidas de divisas emergentes, después de que la inflación se disparó a casi un 18 por ciento en agosto, mientras que la rupia indonesia cayó a su nivel más bajo en 20 años.

El real brasileño se debilitó más de uno por ciento, frente al dólar estadounidense BRL =, mientras que se informó que el rial iraní alcanzó un mínimo histórico, frente a la moneda de Estados Unidos.

Asimismo, los mercados de bonos europeos bajaron después de que Fitch calificara el indicador en forma negativa.

Compartir