Trump muestra la firma del decreto en el que flexibiliza la ley sanitaria, ayer. Foto: AP

El presidente Donald Trump firmó ayer una orden ejecutiva que, según él, hará más accesible la cobertura de salud con primas reducidas. El mandatario afirmó que la medida constituye “un alivio contra el Obamacare”, en referencia a la reforma del sistema de salud aprobada bajo el gobierno anterior de Barack Obama.

Trump recurrió a la orden ejecutiva luego de que los republicanos en el Congreso no lograron derogar la reforma impulsada por el gobierno anterior. Dijo que el sistema médico del país “mejorará” con su orden ejecutiva que, según afirmó, no le costará nada al erario.

Trump reiteró su pedido al Congreso de anular la ley de Obama, pero sostuvo que su orden ejecutiva le dará a la población más alternativas y por ende primas más accesibles.

  • El Dato: Trump insistirá al Congreso para que revoque la ley sanitaria de Obama, afirmó ayer.

Asociaciones médicas, grupos de consumidores y compañías aseguradoras han criticado la orden ejecutiva, al asegurar que aumentará costos para la gente enferma y que la cobertura para gente saludable vendrá con fallas.

Trump afirmó que su orden ejecutiva es “un comienzo”, y prometió que próximamente habrá más medidas. Frustrado por el fracaso del Congreso, el presidente está tratando de imponer su propia marca en el sistema de salud. Expertos advirtieron a la ciudadanía que no habrá cambios inmediatos.

La Casa Blanca avisó que las empresas que participen no podrán excluir a ningún empleado, ni cobrarle más a los que tengan problemas de salud.