• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El ministro de Finanzas de Turquía, Berat Albayrak. Foto: AP
El ministro de Finanzas de Turquía, Berat Albayrak. Foto: AP

El ministro de Finanzas de Turquía, Berat Albayrak, aseguró que su país saldrá “más fuerte” de la crisis monetaria provocada por una disputa comercial con Estados Unidos y descartó solicitar un rescate al Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Turquía emergerá más de estas fluctuaciones monetarias”, comentó Albayrak, en una conferencia con unos cuatro mil inversionistas, en la que negó que se vayan a aplicar control de capitales, aunque recortarán el gasto para cuadrar las balanzas.

Albayrak, quien es yerno del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, indicó que Turquía no tiene intención de solicitar ayuda financiera al FMI. “No hay un plan del FMI, nos hemos centrado en atraer inversiones directas”, explicó, según el diario turco Hürriyet.

El pasado 1 de agosto, el Departamento de Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones a los ministros de Justicia e Interior de Turquía por el papel que jugaron en la detención de Brunson; además, el presidente Donald Trump ordenó duplicar los aranceles a las exportaciones de aluminio y acero procedentes de Turquía.

Ante las medidas de Estados Unidos, el viernes pasado la lira turca se desplomó 20 por ciento respecto al dólar, por lo que el Banco Central de Turquía se vio obligado a inyectar seis mil millones de dólares en el sistema financiero del país para garantizar la liquidez de los bancos y frenar el desplome de su moneda.

El ministro turco de Finanzas defendió la solidez del sector bancario de su país, al subrayar que no se ha detectado una salida de depósitos significativa de las entidades y agregar que el gobierno brindará apoyo al sector bancario.

Respecto a las tensiones con Estados Unidos, Albayrak dijo que Turquía sorteará el periodo de sanciones en colaboración con China o Alemania.

Compartir