Tv de paga, la ganadora en telecomunicaciones

La televisión de paga fue la gran ganadora desde la publicación de la reforma en telecomunicaciones, pues dicho segmento es el que más ha crecido en cuanto a ingresos, que han subido entre 10 y 21 por ciento anual entre 2013 y 2016, de acuerdo con un reporte elaborado por la la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Destaca que los ingresos de la televisión de paga, en 2016, ya alcanzaron los 81 mil 400 millones de pesos, es decir, el 17.9 del total de las telecomunicaciones.

Tan sólo en ese año, este segmento registró un incremento anual de 18.5 por ciento, debido a la “incesante contratación del servicio de video y de empaquetamientos, que incluyen además de televisión, Internet y/o telefonía fija”, refiere la consultora.

Si bien las telecomunicaciones fijas tienen una proporción del 27.1 por ciento del total, sus ingresos sólo crecieron uno por ciento en 2016, pese a que suman 123 mil 200 millones de pesos, debido a que se está recuperando de una tendencia de menores ganancias, este fenómeno es “explicado por el aumento sostenido en la adquisición de Internet”.

Por su parte, los ingresos de las móviles sólo crecieron 0.3 por ciento, pero son las que lideran el mercado, con 55 por ciento del total y ganancias por 250 mil millones de pesos.

La empresa consultora indicó que algunos de los cambios más significativos que se han observado, a partir de la reforma, son: la entrada de nuevas compañías al mercado, la consolidación de alianzas entre competidores, estrategias agresivas y competitivas en términos de precios, paquetes, cobertura y calidad, reglas más específicas para el operador preponderante en telecomunicaciones, el lanzamiento e incorporación de servicios de valor agregado, y la disminución sustancial de precios de los servicios.

Sin embargo, la distribución del mercado entre operadores o usuarios, indica una escasa reducción en la participación del agente económico preponderante, de tan sólo de 3.8 puntos porcentuales, al pasar de un nivel de 64.8 por ciento en el segundo trimestre de 2013 a 61 por ciento en el cuarto trimestre de 2016.

Ante ello, The CIU estima que “a este ritmo tomará poco más de una década para que este operador registre una participación menor al límite de 50 por ciento, y se libere de su denominación de agente económico preponderante”.

neg18i-23.jpg