UE prepara nueva política migratoria

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Foto: Archivo


La Comisión Europea (CE) presentará en mayo una propuesta para dotar a la Unión Europea de una nueva política migratoria, centrada en una mayor cooperación entre los Veintiocho y los países de origen de los inmigrantes, en particular aquellos afectados por conflictos.

La iniciativa responde a los innúmeros dramas ocurridos en los últimos años en las costas europeas, como los naufragios de embarcaciones hacinadas con extranjeros y, más recientemente, el abandono a la deriva de buques de carga igualmente repletos de inmigrantes.

En 2013 la Unión Europea (UE) contaba con 20.4 millones de residentes procedentes de países que no forman parte de la mancomunidad, el equivalente a 4.0 por ciento de toda su población, la mayor parte de ellos procedentes de Turquía, Marruecos, China, India y Ucrania.

Pero con el actual conflicto en el este de Ucrania y la expansión del grupo extremista Estado Islámico en Siria, Irak y Libia el número de refugiados de esos países viene creciendo exponencialmente.

“Tenemos que ser efectivos en la respuesta inmediata y, a la vez, atajar las causas por la raíz, empezando por las crisis que se expanden en nuestras fronteras, particularmente en Libia”, abogó en rueda de prensa la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Siguiendo esa línea, el plan de Bruselas pasa por “intensificar el trabajo conjunto con los países de origen y tránsito, a fin de ofrecer protección en las regiones de conflicto, facilitar la reinstalación (de refugiados) y combatir las rutas de tráfico (de humanos)”, explicó la diplomática.

También propone la apertura de “rutas legales” para los inmigrantes que buscan llegar a Europa, en un intento de reducir la influencia de la redes de tráfico de seres humanos.

La nueva política migratoria europea contempla, además, la creación de más plazas de asilo y una mejor repartición de refugiados y asilados entre los países europeos.

Actualmente, sólo diez de los 28 países europeos concentran el 90 por ciento de todos los pedidos de asilo recibidos por la UE y Alemania se destaca con 34 por ciento del total de 2014, seguida de Suecia, con 14 por ciento.

Ese mismo año, 10 por ciento de las solicitudes de asilo fueron dirigidas a Italia y a Francia, 5.0 por ciento al Reino Unido y a Hungría, 4.2 por ciento a Holanda, 3.9 por ciento a Bélgica y a Austria y 2.4 por ciento a Dinamarca.

“Necesitamos más solidaridad si queremos gestionar mejor la inmigración y las fronteras europeas. No hay otra solución”, sostuvo el comisario europeo de Inmigración e Interior, Dimitris Avramopoulos.

El comisario también invitó a los Veintiocho a discutir el papel actual y futuro de la agencia europea de fronteras (Frontex), acusada por muchos de no hacer lo suficiente para impedir el flujo de inmigrantes irregulares en el mar Mediterráneo.

“Frontex no es una policía europea de fronteras. Si queremos una, la tendremos que crear”, subrayó Avramopoulos.