Un cascabel al gato en Sagarpa

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

En la recta final de labores del Gobierno federal, el secretario de la Sagarpa, José Calzada, anunció cambios en las reglas de operación y apoyos de su dependencia enfocados a simplificar procesos y facilitar el acceso a programas y proyectos productivos, así como en fortalecer los instrumentos de transparencia y rendición de cuentas tanto de productores como de servidores públicos.

El objetivo central es orientar los programas, componentes y recursos al desarrollo integral del sector agropecuario y pesquero, a través de un enfoque productivo y de impulso al valor agregado, con énfasis en la atención a los pequeños y medianos productores. Los tratados de libre comercio que el país ha adoptado obligan a ello, y son, además, una oportunidad de desarrollo para millones de familias que viven de y para el sector.

Entre los cambios destaca la instrumentación de un Sistema de Padrón Único de Beneficiarios, con el cual se optimizará la atención a los productores, además de la evaluación y avance de sus proyectos.

Asimismo, anunció la implementación de un Folio Autorizado que cuente con suficiencia presupuestal para operar cada proyecto, y la prohibición para que servidores públicos de la dependencia, accedan a los beneficios de programas en calidad de productores.

Justamente ahí hay un tema central, lo anunciado por el ex gobernador de Querétaro implica un “estate quieto” a delegados federales de la dependencia y funcionarios locales del ramo que con histórica frecuencia han portado la doble cachucha, la de gestor oficial y la de beneficiario productivo, la mejor de las veces, la de receptor ficticio en otras. Lo dicho por Calzada Rovirosa merece un subrayado, ya que lo sentenció en público, y en corto también.

Aseguró que el cambio en las Reglas de Operación se da en función de que la dependencia sea cada vez mejor y esté alineada a las directrices y metas trazadas por la Presidencia de la República para impulsar el desarrollo integral del campo mexicano.

Este proceso busca avanzar en congruencia y ética profesional, así como cumplir con la Ley de Transparencia, toda vez que se han detectado inconsistencias en los padrones de beneficiarios, con su consecuente afectación a productores que de verdad requieren el apoyo.

2015 cierra con buenos números en términos generales para el sector agroalimentario. El presupuesto para 2016 augura buenas expectativas basadas en una mayor participación de delegados y funcionarios en la alineación de programas y proyectos estratégicos que impulsen la productividad, tecnificación e innovación.

El oficial mayor de Sagarpa, Marcelo López Sánchez, puntualizó que del presupuesto total de más de 84 mil millones de pesos, alrededor de 69 mil millones se orientarán a impulsar y fortalecer la productividad en el campo, subrayando la aplicación de seis mil millones de pesos en programas de apoyo a los pequeños productores.

urdiales@prodigy.net.mx
Twitter:
@CarlosUrdiales

Carlos Urdiales

Carlos Urdiales

Chilango desde 1964, comunicólogo con aspiraciones periodísticas. Formado en la radio informativa, madurado en la televisión y feliz en la prensa impresa. Disfruto el reto de las redes sociales y los nuevos formatos multiplataforma. Nada me deja de asombrar, nada doy por sentado. La compleja realidad, simplifica la vocación que no claudica. Gracias siempre por leer.
Carlos Urdiales

Latest posts by Carlos Urdiales (see all)

Compartir