¡Un México chingón!

SOBRE LA MARCHA

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Terminaron las precampañas y comenzaron las intercampañas, ayer pasearon por medios Meade y Anaya e instinto sinfín de López Obrador, que “reconociendo” a reporteros que lo siguieron en la primera ronda, les concedió a los presentes, las entrevistas que con los conductores ausentes se ahorra.

La siguiente parada será la unción de AMLO, Anaya y Meade, al interior de sus respectivos mueganos, una simulación impune, sin autocrítica mínima donde morenos, priistas y panistas, por igual los ungirán como sus meros meros para que el 29 de marzo acuda cada uno al INE y se registren, al lado de los independientes y así, los seis, conformen la boleta electoral y las mesas de los tres debates presidenciales.

En el México chingón que busca José Antonio Meade, del cual quiere ser cabeza en vez de ya saben quién, ayudará a la democracia nacional y a sus derechohabientes (88.3 millones de electores registrados en la lista nominal), saber qué y cómo es un país así de bueno, así de chingón, pues.

Corrupción. Flagelo nacional representado icónicamente por una casa blanca, otra en Malinalco, por otroras jóvenes promesas del nuevo PRI surgido tras la docena azul, los dos Duarte (el preso y el prófugo), los dos Moreira, Borge, Medina y otros ya mayorcitos pero igualmente fallidos, Vallejo y Granier.

Desprestigio endosado al PRI sin regateos, así haya panistas como Padrés y la banda de los moches, o moreno-perredistas como Abarca, Ebrard, Aguirre y emancipados por, ya saben quién, Gordillo, parientes y Napoleón Gómez Urrutia, heredero en fuga, pura fuerza sindical más las mafias ambulantes en la capital que tienen lo suyo, igual la grada ya eligió. Corrupción igual a PRI.

¿Qué hará cada uno de los que hoy andan en intercampaña?

AMLO con su ejemplo, jura, basta. Al vivir en un régimen presidencialista (que está claro no piensa alterar, sí gozar) entonces al haber un mero mero honrado, los gobernadores lo serán por osmosis; los municipales, policías, ministerios públicos, jueces y todo servidor público, pues de volada igual.

El ciudadano Meade propone controles tipo SAT para vigilar la congruencia patrimonial y financiera de tod@s, mejores sistemas de fiscalización y rendición de cuentas en tiempo real.

Anaya promete lo que hace 18 años Vicente Fox, “echar a esos corruptos priistas”. Luego, instalar gobiernos champurrados que como México, Oaxaca, Guerrero, Veracruz o Chiapas demuestran, son PAN con lo mismo.

Seguridad, violencia, narcotráfico, sistema penal, impartición de justicia, salarios, capacitación, soberanía nacional, fuerzas armadas y cooperación global, son los próximos reactivos para entender cómo es que cada cual se imagina ese México chingón, honesto y diferente que prometen.

Las precampañas marcaron ya líneas discursivas, perspectivas sobre qué funciona y qué no, veremos en intercampañas y luego en las campañas cómo se construye el discurso ganador, ese que sea, el mero mero.

Carlos Urdiales

Carlos Urdiales

Chilango desde 1964, comunicólogo con aspiraciones periodísticas. Formado en la radio informativa, madurado en la televisión y feliz en la prensa impresa. Disfruto el reto de las redes sociales y los nuevos formatos multiplataforma. Nada me deja de asombrar, nada doy por sentado. La compleja realidad, simplifica la vocación que no claudica. Gracias siempre por leer.
Carlos Urdiales

Latest posts by Carlos Urdiales (see all)