Un portento de tecnología

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

La firma Mercedes Benz introduce en nuestro país la décima entrega del que quizá es su vehículo más emblemático; se trata del Clase E, que se caracteriza por la adopción del lenguaje de diseño que se vio por primera vez en el Clase S y que posteriormente fue reinterpretado para compacto Clase C.
Esta estrategia marca un cambio con respecto a lo acostumbrado, ya que comúnmente el modelo E optaba por un lenguaje visual diferente al de sus hermanos.

El Mercedes-Benz Clase E 2017 llega de inicio únicamente como E200, con dos variantes estéticas: por un lado la denominada Avantgarde de aspecto más deportivo y que se puede identificar perfectamente por la parrilla que presume una inmensa estrella al centro.

Por otro lado se encuentra la versión Exclusive, que ostenta una apariencia mucho más clásica y elegante. La parrilla en este caso es la vieja conocida en cromo, de barras delgadas, cerradas y que lleva el emblema de la estrella más discreto en la parte superior del cofre.

En el interior, también encontramos combinaciones de materiales y colores más conservadores.

El E200 presenta bajo el cofre una mecánica de 4 cilindros con 184 hp y 184 lb-pie de torque, asociado a una nueva transmisión automática convencional 9G Tronic de 9 cambios, con modo manual.

Al interior la calidad de materiales y ensamble son exquisitos y la carga tecnológica es impresionante. De inicio hay dos titánicas pantallas de alta resolución de 12.3 pulgadas. La primera sustituye al clúster de instrumentos tradicional, mientras que la segunda hace la función de pantalla central.
Ambos monitores ofrecen un sinnúmero de opciones y configuraciones.
También encontramos otros elementos como Head Up Display, sistema de info-entretenimiento compatible con Android Auto y Carplay, Navegador, comandos de voz, climatizador automático de dos zonas, etcétera.

En cuestión de seguridad también da de qué hablar. Encontramos siete bolsas de aire, frenos ABS, control de estabilidad, sensores de estacionamiento tanto adelante como atrás con aviso de proximidad en la pantalla central y cámara de reversa.

Por si no fuera suficiente, el Clase E 2017 equipa una tecnología de faros full LED denominada MULTIBEAM LED, que cuenta con 84 diodos que son controlados de manera independiente para no sólo alumbrar de manera excepcional, sino también evitar deslumbrar a los vehículos que circulen en sentido contrario.

El sistema PRE-SAFE adiciona funciones en pro de garantizar la integridad de los ocupantes, en caso de impacto, como es el caso de una nueva bolsa de aire lateral, montada en el poste B.

Asimismo, el sistema genera un sonido que prepara al sistema auditivo de los ocupantes para la explosión de las bolsas de aire y así mitigar el impacto negativo.

En el tema del manejo es posible rodar por tiempos prolongados a buen ritmo de velocidad, algo muy útil para conocer el aislamiento acústico que es excepcional, pues casi no se filtra el ruido producido por el viento o por el rodamiento.

Dependiendo del modo de manejo elegido (Eco, Comfort, Sport o Sport+) el comportamiento de dirección, respuesta del pedal de acelerador y dureza de la suspensión se modifican, aun en los modos deportivos el Clase E siempre mantiene su personalidad de sedán de lujo.



México ya tiene la Mazda CX-9 2016

La SUV, proveniente de la localidad japonesa de Hiroshia, debuta en nuestro país con cambios interesantes respecto a su antecesora

Por Miriam Santillán

colaboradores@razon.com.mx

La renovada Mazda CX-9 hizo su aparición en el AutoShow de Los Ángeles desde 2015, y es justo este producto el que arriba a nuestro país.

La segunda generación del SUV mediano de la firma japonesa destaca al exterior por su parrilla tridimensional con cinco puntos horizontales de doble barra y faros LED, mientras que en el interior contiene un habitáculo que es 12% más silencioso que antes, gracias a la utilización masiva de materiales aislantes.

Además, el diseño es consistente con el resto de la gama; sin embargo, los materiales utilizados son superiores; empezando por el inserto de aluminio de una sola pieza en el centro del tablero, los asientos y paneles laterales forrados en cuero Nappa o los elementos en madera de Palo de Rosa trabajados por un fabricante de guitarras, Rosewood.

El equipo con el que cuenta esta SUV es muy completo, pues tiene sistema de audio Bose, pantalla TFT de 4.6 pulgadas, sistema de entretenimiento Mazda Connect, clima de triple zona, múltiples ajustes eléctricos así como cámaras, sensores y radares que dan información a otros sistemas como alerta de colisión con frenado automático o control de crucero adaptativo.

La Mazda CX-9 porta un motor SKYACTIV de 2.5L turbo con el cual alcanza los 250 caballos de fuerza en el rango de las 5,000 vueltas y un torque de 310 Lb-pie desde apenas 2,000 revoluciones por minuto, acoplado a una transmisión SKYACTIV-Drive de seis velocidades con modo manual.

Respecto a la seguridad que presenta esta SUV incorpora seis bolsas de aire desplegadas en todo el interior del auto, control dinámico de estabilidad, frenos con sistema ABS, EBD y BA.

También cuenta con un nuevo sistema predictivo de tracción integral llamado i-ACTIV, el cual consta de 27 sensores que le permite tener máxima tracción en las cuatro ruedas en condiciones climáticas muy adversas, por ejemplo cuando el pavimento está húmedo, ya sea por lluvia o aguanieve.

La camioneta Mazda CX-9 2016 estará en nuestro país en la versión i Grand Touring con un costo aproximado de $639,900 pesos y el próximo 1 de julio saldrá a la venta en todas las concesionarias.



[click para ver gráfico
->http://www.razon.com.mx/IMG/mk/infoLR/dep31240616AA.jpg]

Compartir