UNAM rinde homenaje a Efraín Huerta a cien años de su natalicio

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Foto exterior: Efraín Huerta. Twitter
Foto interior: Mansa hipérbole. Twitter


México.- Durante el segundo y postrero día del coloquio “El poeta del alba: 100 años de Efraín Huerta”, organizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el marco del centenario del natalicio de ese autor emblemático del siglo XX mexicano, hubo risueñas añoranzas, lectura de fragmentos de su obra y una cascada de ideas sobre ese bardo internacional.

Lo anterior, la tarde noche de este jueves en la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la máxima casa de estudios, donde el hijo del evocado, el también hombre de letras David Huerta, destacó la trascendencia de la obra de su padre y develó aspectos de su vida literaria, sorprendiendo gratamente a quienes se dieron cita en el recinto para celebrar al “el poeta de la Ciudad de México”.

En un somero recuento, cabe señalar que durante dos días consecutivos, en el Salón de Actos de la mencionada escuela, se llevaron a cabo dos conferencias magistrales y cinco mesas de debate con la activa participación de 21 ponentes, quienes hablaron de tópicos como “Crítica”, “Lectura poética de homenaje”, “Testimonios”, “70 años de ‘Los hombres del Alba’” y “Crítica de poesía”.

De la misma manera, ayer hubo en el escenario importantes y extensos argumentos de largo alcance y sesudos razonamientos que dieron pauta a un intenso debate en torno a los textos que Efraín Huerta dejó para la posteridad y que David Huerta esgrimió, con sensibilidad y rigor literario, para la gozosa escucha del público que se sumó al homenaje organizado por la UNAM.

Antes, el coordinador del Colegio de Letras Hispánicas de la UNAM, Javier Cuétara Priede, acotó que la celebración fue resultado de la unión, pues “hacer un homenaje no tiene sentido si no se comparte”, por lo que se congratuló de la comunión de voluntades de la instancia que él coordina, la Casa del Poeta “Ramón López Velarde” y la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

De esa manera, participaron estudiantes, maestros e investigadores, pero sobre todo, lectores nuevos y consagrados amantes de la poética de quien viera la luz primera en la ciudad de Silao, Guanajuato, el 18 de junio de 1914, y muriera el 3 de febrero de 1982 en la capital del país.

Efraín Huerta, cuyo libro “Los hombres del alba” fue un parte aguas literario en el año 1944, realizó sus primeros estudios en León y Querétaro. Posteriormente, en la Ciudad de México cursó la preparatoria y los primeros años de la carrera de Leyes.

Desde 1936 trabajó en los principales periódicos y revistas de la capital y en algunos de provincia. Además, fue crítico cinematográfico y su amplia cultura creció más con sus viajes por Estados Unidos y Europa.

Galardonado por el gobierno de Francia con las “Palmas Académicas” en 1945, Huerta destacó por su conciencia lírica y por hacer evidente su intenso interés por la redención del hombre y el destino de los países que buscan en sus políticas sanas formas de vida y de justicia.

Sus primeros libros fueron “Absoluto amor” y “Línea del alba”, contenidos en “Los hombres del alba”.

Entre los temas recurrentes en su obra figuran el amor y la soledad, la vida y la muerte, la rebeldía contra la injusticia, la imperecedera lucha contra la discriminación racial, la música de los negros, la política y la Ciudad de México.

En 1976 se le otorgó el Premio Nacional de Poesía por todos los méritos de sus letras, los cuales fueron ponderados ayer en la UNAM.

efrain.jpg

Compartir