• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Los detenidos. Foto: Especial
Los detenidos. Foto: Especial

Su modo de operar era siempre el mismo: llegaban a bordo de un auto blanco a un restaurante o cafetería en la delegación Benito Juárez, donde cuatro o cinco de ellos entraban armados y despojaban de dinero y sus pertenencias a los empleados y comensales, y luego se daban a la fuga. Pero usar en todos sus atracos el mismo vehículo y los trabajos de campo de la Policía de Investigación, permitieron su captura.

Al menos se les vincula con tres atracos similares ocurridos en la misma zona, en el primero de los cuales uno de los miembros de esta pandilla incluso fue detenido por la policía… pero fue dejado en libertad porque el juez de control calificó como ilegal su detención.

El primer registro de su actividad, se remonta al 2 de abril. Ese día, cinco sujetos ingresaron a un restaurante en la colonia Moderna, donde pistola en mano, uno se dirigió a la caja registradora, mientras el resto se concentraba en los empleados y comensales.

Luego, huyeron a bordo de un auto rumbo a la colonia Doctores, y pese a que uno de ellos fue detenido por la policía, posteriormente fue liberado.

El segundo atraco del que se tuvo registro ocurrió el 11 de junio, en una cafetería ubicada en la colonia Iztaccíhuatl. Y aunque de nueva cuenta escaparon, una de las víctimas identificó en los registros policiales al asaltante que previamente había sido detenido y posteriormente liberado.

Unos días después, fue detenido otro de los implicados, quien fue identificado por otro afectado.

Finalmente, el 26 de julio cuatro asaltantes ingresaron a una taquería ubicada en la colonia Américas Unidas, donde siguieron el mismo método.

  • El Dato: Según una encuesta de la Canaco, 39.8 por ciento de los comerciantes asaltados en la capital no presenta la denuncia.

Gracias a las cámaras de videovigilancia de la ciudad, los elementos de la Policía de Investigación (PDI) identificaron en los tres atracos un elemento común: en todos utilizaron el mismo vehículo, auto Pointer blanco con placas de la capital.

Gracias a estas labores, las autoridades lograron la detención de uno los imputados cuando conducía el mismo automóvil que ocupaban para delinquir. A los otros dos se les detuvo una vez se ejecutaron las ordenes de aprehensión concedidas por un Juez de Control, la última de las cuales se ejecutó hace dos días.

A este grupo delictivo se les impuso como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa y fueron trasladados a diferentes reclusorios capitalinos, en espera de que se determine su situación legal y el grado de culpabilidad en los tres delitos cometidos, por lo cual podrían alcanzar una pena de hasta 15 años de prisión.

Gráfico: La Razón de México
Compartir