• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial
Foto: Especial

Esperaban robar una casa, pero terminaron sometidos, apaleados, con fracturas en el cráneo y en manos de la Policía capitalina.

Así le fue la madrugada de este miércoles a un par de ladrones que pretendían saquear un domicilio en Bosques de las Lomas, pero que fue enfrentado por quien sería su víctima.

Luis, de 22 años, y Juan Carlos, de 23, terminaron en el piso, desarmados, ensangrentados y sin poder escapar.

Todo comenzó pasadas las 3:30 horas este 1 de agosto cuando estos dos ladrones se metieron a una casa ubicada en la calle Bosque de Arce. Llevaban herramienta con la que forzarían las cerraduras y también iban armados con una pistola, pues pretendían saquear el domicilio.

Sin embargo, cuando estaban dentro de la casa, el propietario, un ingeniero dueño de una constructora, los vio y se enfrentó a ellos.

El hombre logró quitarles la pistola que llevaban y comenzó un forcejeo con los hampones.

Con lo que tuvo a la mano los golpeó en diferentes ocasiones hasta que los delincuentes terminaron en el piso.

Mientras peleaba con los ladrones, su hijo llamó al número de emergencia de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCDMX). En un par de minutos los agentes ya estaban ahí para apoyar al hombre.

Sin embargo, cuando llegaron, los sujetos ya estaban en el piso; se veían ensangrentados, sometidos y sin nada qué hacer.

Al lugar también llegaron paramédicos para atender a los dos ladrones y al ingeniero. El reporte médico detalla que los delincuentes tenían fracturas en la cabeza provocadas por golpes que les propinó su víctima. Los dos fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Procuraduría capitalina en la delegación Miguel Hidalgo.

am