• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Venezolanos hacen fila en Perú para solicitar refugio, ayer, en Lima. Foto: AP

Lizbeth Guerrero, una abogado que vive al este de Caracas, gana dos sueldos mínimos (600 mil bolívares al mes, equivalentes a tres dólares). Sin embargo, su salario sólo le alcanza para comprar un pollo y 24 huevos cada quince días. La hiperinflación ha hecho que a la jurista, que ocupa un cargo gerencial en un organismo del gobierno, no le alcance para hacer la despensa.

“Este mes no me alcanzó para comprar carne. En cambio, compré granos y así sustituyo las proteínas. En las mañanas comemos avena o cereales”, asegura Guerrero en entrevista con La Razón. Su situación es “privilegiada”, respecto al 90 por ciento de los venezolanos, que apenas ganan el sueldo mínimo, 248 mil 510 bolívares (lo que equivale a un dólar en el mercado negro). Ese dinero sólo alcanza para comprar una taza de café o un sándwich al día.

  • El Dato: La cuenta de Twitter @chavezcandanga, que pertenecía a Hugo Chávez, fue reactivada el miércoles, a casi 5 años de su muerte. Su hija María Gabriela Chávez publicó un mensaje en la red social del pajarito anunciando la noticia.

Esta situación empeorará considerablemente, según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que estima que el aumento de precios podría ser de hasta 13 mil por ciento en 2018.

El economista mexicano y jefe del FMI para América Latina, Alejandro Werner, presentó ayer un informe en el que señaló que este escenario en Venezuela es resultado de “significativas distorsiones microeconómicas y desequilibrios macroeconómicos ,exacerbados por el colapso de la exportación petrolera”.

El organismo internacional también alerta de la caída del Producto Interno Bruto (PIB). Para este año, la desaceleración será de 15 por ciento, según las proyecciones del FMI.

Los títulos de deuda emitidos por Venezuela se encuentran técnicamente en situación de suspensión de pagos desde diciembre. Estas obligaciones son consideradas desde ahora flat trading, es decir, que ya no interesan. A inicios de enero, el país disponía de nueve mil 700 millones de dólares de reservas y debía reembolsar al menos mil 470 millones antes de fines de 2017, y luego 8 mil millones en 2018.

La previsión del FMI se anuncia a dos días de que la Constituyente chavista anunciara el adelanto de las elecciones presidenciales para antes del 30 de abril, lo que ha desatado una ola de críticas por parte de la comunidad internacional.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, rechazó ayer la convocatoria a elecciones que realizó su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, y aseguró que “nadie” reconocerá el resultado de esos comicios.

“Mi posición es la misma que expresó el Grupo de Lima, rechazar esa convocatoria. Hasta que no haya garantías suficientes para una elección transparente, creo que nadie va a reconocer el resultado de unas elecciones en Venezuela”, dijo Santos en el Foro Económico de Davos.

Para el mandatario colombiano, “esas elecciones no tienen ninguna validez porque fueron convocadas por una institución, por una instancia que para nosotros tampoco tiene ninguna validez como es la Asamblea Constituyente”.

Por su parte, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, se expresó con pesimismo acerca de la situación de Venezuela. “No soy optimista. Lo de Venezuela no es una democracia”, aseguró desde Suiza.

Persiguen a exaliado. La fiscalía general venezolana anunció ayer que solicitará a Interpol la captura del otrora poderoso jefe de la industria petrolera estatal y exembajador ante la ONU, Rafael Ramírez, como presunto cerebro de una serie de tramas de corrupción en la empresa PDVSA.

El fiscal general, Tarek William Saab, afirmó en rueda de prensa que es imposible que Ramírez —exministro de Petróleo y expresidente de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) durante una década— no estuviese enterado de las distintas tramas de corrupción en la petrolera.

La solicitud de arresto de Ramírez, quien está fuera del país y cuyo paradero se desconoce, será entregada próximamente a los países miembros de la Interpol. Es acusado de los presuntos delitos de peculado, asociación para delinquir y legitimación de capitales, acotó Saab.

Ramírez, que ha criticado de manera áspera el desempeño del gobierno de Maduro y lo acusa de intentar mantenerse a como dé lugar en el poder en medio de la severa crisis económica y política, ha negado los señalamientos.

El exministro de Petróleo y Minería de Venezuela calificó ayer de infame la orden de captura en su contra hecha por el Fiscal Constituyente, Tarek William Saab.

En su cuenta en Twitter, el expresidente de PDVSA atribuyó la acción a una represalia por su propuesta de primarias dentro del PSUV para las presidenciales. “Quieren imponer una candidatura por el miedo y la fuerza”, escribió. Ramírez indicó que Saab es un instrumento de persecución que “cumple la promesa de la derecha de perseguirme”.

Casi un centenar de funcionarios han sido detenidos en meses recientes, entre ellos dos exministros de petróleo.



Las causas del hambre

El gobierno ha recibido más de mil mdd en ingresos derivados del crudo a lo largo de los últimos 17 años.

  • El control de precios. Cuando el costo de los productos se fija por debajo del de producción, los vendedores no pueden permitirse reabastecer los estantes.
  • Los regalos populistas. El gobierno prácticamente regala la gasolina. Según los tipos de cambio del mercado negro, con un billete de 100 dólares se puede comprar suficiente combustible para dar la vuelta al mundo 11 veces a bordo de una Hummer H1.
  • La corrupción. De acuerdo  con el más reciente informe del Fondo Económico Mundial, Venezuela es el país más corrupto.


Compartir