• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Venezolanos protestan por desabasto de medicinas, en Caracas. Foto: AP

La falta de insumos para atender a pacientes, la amenaza de muerte por parte de familiares y la inexistencia de un sueldo acorde con sus capacidades han obligado a los médicos venezolanos a huir en masa. Según la Federación Médica Venezolana, son 22 mil doctores, la tercera parte de todos los que hay en la nación sudamericana, los que han abandonado su país en los últimos seis años, dejando a la deriva hospitales y clínicas privadas.   

“El gobierno ha condenado al personal médico a un salario miserable que se lo come la inflación. Para los médicos de los hospitales públicos, el sueldo es equivalente a unos cuatro o cinco dólares al mes. Eso para un médico que realizó un posgrado, para especializarse”, explicó a El Nuevo Herald Douglas León Natera, presidente de la organización que agremia a los galenos.

  • El Dato: La fuga masiva de médicos, la tercera parte de todos los del país, está acelerando el colapso del sistema de salud venezolano, que ya se tambalea bajo una fuerte escasez.

Esta semana casi 600 profesionales de la salud –30 médicos residentes, 74 especialistas y 480 enfermeras– abandonaron sus lugares de trabajo en el estado de Mérida para probar suerte en otros países.

“Ya no sé cuántos médicos quedan en realidad; muchos se han ido sin avisar, otros se fueron de vacaciones y jamás volvieron. Pediatras, neurocirujanos, cardiólogos, neumólogos, médicos de cirugía general, traumatólogos y dermatólogos suelen ser los que más presentan cartas de renuncia para buscar una mejor vida en el extranjero”, denunció esta semana una enfermera de un centro de salud en el estado Zulia, que colinda con Colombia.

La mayoría de los doctores recibe un salario de 10 dólares al mes, que no alcanza ni para comprar dos pollos. Rafael Bret, médico residente del primer año de Medicina Interna, aseguró en entrevista con El Universal, que “el pago es irregular; hay residentes superiores que a veces no reciben las quincenas y menos los bonos nocturnos, que en su caso gasta el salario en comprar medio kilo de jamón y queso, y más nada”.

La estampida de médicos empeora la crisis sanitaria por la que atraviesa la nación sudamericana: más de 90 por ciento de los medicamentos están agotados, más de la mitad de los quirófanos del país no están funcionando; hay desabasto de más de 77 por ciento de los insumos médicos, no hay reactivos para realizar análisis de laboratorios.

“Estamos sin cobrar en lo que va del año y no nos garantizan cuándo pagarán, no hemos cobrado ni un bolívar en lo que va del año y seguimos trabajando. El salario del especialista, además de poco, es inestable; meses pagan, otros no. El salario no llega ni siquiera al millón de bolívares con todo y bonos”, explicó  el cirujano Cristian Pino.

William Barrientos, médico y diputado, que es vicepresidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, manifestó que miles de médicos venezolanos son bien recibidos en países latinoamericanos. “Hay dos mil médicos que ya tienen empleo en Chile, y hay otros mil 842 en una lista de espera de médicos que quieren trabajar allí”, aseguró.

Arrestar a Maduro, pide fiscal rebelde a Interpol

Luisa Ortega Díaz, fiscal general en el exilio, solicitó a la Interpol la captura del presidente Nicolás Maduro. “De acuerdo a la captura internacional en contra de Nicolás Maduro, a tal efecto solicito a la Interpol para que sea incorporado en la lista roja”, indicó Ortega Díaz durante el antejuicio de mérito que el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio ordenó en contra de Maduro.

La fiscal pidió que el TSJ designe una representación de magistrados para que acuda a la sede de la Interpol para gestionar el cumplimiento de la solicitud.

Durante el antejuicio, Ortega Díaz denunció casos de corrupción del mandatario  y aseguró que en Venezuela “se generó el mayor daño patrimonial con el caso de corrupción de Odebrecht.

Afirmó que el Estado venezolano contrató 13 obras con Odebrecht que no fueron culminadas. Entre ellas se encuentra su primer contrato por más de 200 mmdd para la construcción del puente sobre el Lago de Maracaibo.

“Solicito al Tribunal que declare la existencia de méritos para proseguir la causa penal, establecer la responsabilidad penal de Nicolás Maduro para iniciar su enjuiciamiento”, indicó.