Verificado; AMLO sí dio contratos por adjudicación directa

Según información oficial de Verificado 2018, Rioboó S.A. de C.V. recibió cuatro adjudicaciones directas; fueron otorgadas a través del Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación del Distrito Federal

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

El candidato de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, aseguró durante el tercer debate presidencial que cuando Andrés Manuel López Obrador fue jefe de gobierno de la Ciudad de México, le otorgó contratos por 170 millones de pesos al empresario José Manuel Rioboó, sin pasar por ninguna licitación pública.

Según información oficial de Verificado 2018, Rioboó S.A. de C.V. recibió cuatro adjudicaciones directas por un monto de 171 millones de pesos, para la construcción del segundo piso del periférico, dos de ellas cuando López Obrador ya había dejado el cargo de jefe de gobierno.

Las cuatro adjudicaciones fueron otorgadas a través del Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación del Distrito Federal (FIMEVIC). 

La primera adjudicación directa, fue otorgada a Rioboó en febrero de 2002 por un total de 161 millones 923 mil pesos.

La segunda adjudicación directa fue en octubre de 2004, por 933 mil 833 pesos, y el objeto del contrato es la “dirección responsable de obra”.

En agosto de 2005, Rioboó recibió la tercera adjudicación directa por 8 millones 028 mil pesos, para elaborar estudios y proyectos sobre las obras en los deprimidos de Tacubaya, Observatorio, Constituyentes, Acueducto Lomas y Prado Sur.

En noviembre de 2005, Rioboó S.A. de C.V. fue beneficiada con la cuarta adjudicación por 934 mil pesos.

Las últimas dos adjudicaciones fueron otorgadas después de la salida de López Obrador del Gobierno capitalino en julio de 2005, cuando dejó el cargo para enfrentar un proceso de desafuero.

21 auditorías

Las obras del FIMEVIC, entre las que se encuentras las del segundo piso del periférico en las que participó Rioboó  y también otros proyectos como la Ciclovía, fueron objeto de 21 auditorías que fueron analizadas por tres órganos auditores distintos: la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la Contraloría Mayor de Hacienda de la Asamblea Legislativa del D.F., y la Contraloría General de la Ciudad de México.

En estas auditorías hechas al FIMEVIC, que se realizaron entre 2002 y 2009, los distintos órganos auditores reportaron irregularidades como pagos en exceso o indebidos, ausencia de documentos oficiales, e incluso fallas en los proyectos de construcción.

No obstante, el FIMEVIC reportó que las observaciones de las auditorías fueron, en su mayoría, solventadas.

Por ejemplo, de las 259 recomendaciones formuladas por la Contaduría Mayor de Hacienda de la ALDF, el FIMEVIC informó que fueron solventadas las 259. E igual sucede con las observaciones de la ASF, de las que recibió 44 pliegos de observaciones por irregularidades, y reportó que solventó los 44.

Con información de Verificado 2018

ntb