• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El presidente electo, a su llegada al V Congreso de Morena, ayer. Foto: Especial

El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que la victoria final no es haber ganado las elecciones del 1 de julio, pues ésta solamente llegará cuando su gobierno logre erradicar la pobreza, la violencia y la corrupción.

“Hace seis años, luego de las elecciones de 2012, vivimos un escenario de adversidad, y sostuve que la fórmula era luchar, resistir, no claudicar, caer y levantarse, y así hasta la victoria final, pero ¿qué creen?, todavía no hay victoria final; la habrá cuando no haya pobreza, ni corrupción, ni violencia, y cuando celebre la reconciliación nacional”, dijo ante miles de militantes durante la inauguración del V Congreso Nacional Extraordinario de Morena.

  • El dato: El próximo 16 de septiembre AMLO iniciará una gira por el país y dijo que en su mandato recorrerá permanente los pueblos.

Asimismo, se comprometió a que la transformación que buscará en su gobierno será auténtica, y usó una metáfora musical para explicarlo: “No es más de lo mismo, no es simulación o gatopardismo. Transformar no es ejecutar o ‘dar el violín’, instrumento que se toma con la izquierda y se toca con la derecha. No y no, lo nuestro es auténtico y será distinto. No vamos a decepcionar a nadie”.

Comentó que para lograr esos cambios ya se trabaja en la creación de la Secretaría de Seguridad Pública y las fiscalías general, anticorrupción y electoral.

“Estarán listas antes del 1 de diciembre. Vamos a poner orden, se van a convertir en delitos graves el robo del presupuesto, sin derecho a fianza; el robo de gasolinas y de energéticos, la emisión o tráfico de facturas apócrifas o falsas y el fraude electoral en cualquiera de sus modalidades”, advirtió.

Explicó que al mismo tiempo que se elaboran las iniciativas de ley para hacer una política de estado de la austeridad republicana se trabaja en una reforma constitucional para reducir los sueldos de los funcionarios públicos, y que el Presidente pueda ser juzgado por el de la corrupción, “vamos a dar el ejemplo para acabar la impunidad en el país”.

Celebró que en el congreso haya sido aprobado que Morena renuncie al 50 por ciento del presupuesto que le corresponde por ley, y que los senadores hayan decidido reducir el 30 por ciento de su presupuesto. Dijo que con con estas acciones se tendrán recursos para financiar el desarrollo del país.

“El gobierno no puede estar ensimismado, el presupuesto no se puede quedar sólo en gasto corriente, en aparatos burocráticos onerosos, se puede tener un gobierno sobrio, honesto, eficaz, y liberar fondos para impulsar el desarrollo del país”, puntualizó López Obrador.

Reiteró que ha convocado a la austeridad de manera voluntaria; sin embargo, dijo que el 1 de diciembre enviará al Congreso una ley reglamentaria para modificar el artículo 127 constitucional para que ningún servidor público, en los tres poderes, ni las llamadas dependencias autónomas, pueda ganar más que lo que percibe el Presidente de la República.

Para erradicar la pobreza, reiteró que ya hay diversos proyectos prioritarios bien definidos, la doble pensión a adultos mayores, apoyo económico a discapacitados, creación de 100 nuevas universidades públicas, becas escolares, empleo como aprendices a más de un millón de jóvenes y siembra de árboles.