Video “porno” de diputado es “algo personal”: PRD-DF

Foto: Archivo Quadratín

Foto Cuartoscuro


El ex delegado de Tláhuac y diputado electo por el XXXV Distrito de la misma demarcación, Rubén Escamilla Salinas, aún no ha confirmado si pedirá licencia o no del cargo luego del escándalo en el que se vio involucrado al ser videograbado ofreciendo a una empleada de la demarcación una base laboral a cambio de favores sexuales.

La Razón buscó al perredista, quien se negó a confirmar si tomará protesta el 15 de septiembre para asumir el cargo de legislador en la Asamblea Legislativa, y sólo adelantó que será en los próximos días cuando anuncie su decisión en una conferencia de prensa.

Al intentar conocer su postura del tema indicó que por el momento ya no atiende medios de comunicación ni da entrevistas, y pidió esperar a que él convoque a un encuentro con los medios, fecha que tampoco quiso precisar.

Por su parte Manuel Oropeza, presidente del PRD-DF, exhortó a Escamilla para que defina su situación antes de que asuma el cargo, mismo que le dará fuero que lo protegería de cualquier demanda legal por los próximos tres años.

“No sé cuál es la posición de Escamilla; en todo caso él también debe dar su postura y (decir) qué piensa hacer. Yo estoy dando la mía y yo creo que eso es lo que más le conviene a él y al PRD”, indicó.

En el video que se difundió en Youtube el 15 de julio, se ve a Escamilla pidiendo favores sexuales a una trabajadora a cambio de concederle la base de trabajo en la delegación Tláhuac. El político aceptó la veracidad del material, pero aseguró que la mujer que aparece en las imágenes le pidió 750 mil pesos para no sacar a la luz pública el material.