• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Manuel Negrete durante campaña. Foto: Especial
Manuel Negrete durante campaña pasada. Foto: Especial

Por primera vez se anula una elección por violencia de género en la Ciudad de México, luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) validara las impugnaciones promovidas por el Partido del Trabajo (PT) y Morena a la alcaldía de Coyoacán.

La Sala Regional capitalina resolvió revocar la validez de la elección en Coyoacán, así como la entrega de constancia de mayoría a favor del candidato de la coalición Por la Ciudad de México al Frente, Manuel Negrete, al acreditar que hubo violaciones graves a los principios constitucionales fundamentales para una votación democrática.

Esto es, en principio, la violencia política de género contra la contendiente de Morena, María Rojo, que obtuvo el segundo lugar en la votación, al distribuir volantes con su imagen durante la grabación de una película, en las que se ve semidesnuda, seguida de la afirmación: “sus actos denigran a la mujer y resaltan la falta de valores en la familia”.

Además se concluyó que funcionarios de la delegación Coyoacán entregaron recursos públicos a la población mediante un programa social, a pesar de que el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) ordenó suspender el proyecto en periodo electoral.

Lo anterior implicó el incumplimiento a la orden dada por dicha autoridad y generó un claro beneficio a favor de Negrete, ya que la entrega de los recursos se realizaba a través de funcionarios del mismo PRD.

En la sesión pública del 21 de septiembre, el magistrado presidente de la Sala Regional de la Ciudad de México, Armando Maitret Hernández, aseveró: “es claro que se diseñó un programa de gobierno en la delegación para entregar dinero a ciertos beneficiarios de programas sociales, incluso se amplió el padrón de estos programas y las entregas de dinero coincidieron con los tiempos de campaña en la Ciudad de México, aun cuando se dictaron medidas cautelares a las autoridades de la delegación. Es claro que estas acciones afectaron el resultado final de la elección”.

  • El Dato: El PRD tiene 3 días para solicitar que se revise la sentencia; de lo contrario, en 30 días se establecerá una fecha para la nueva elección, con los mismos candidatos.

Por su parte, la magistrada María Silva Rojas señaló que la violencia de género atenta contra la democracia y la libertad del voto, ya que en el contexto de la sociedad se normaliza la conducta.

“Los fundamentos por los cuales se decretó que sí había existido violencia de género son graves y parten de roles y estereotipos. El problema es que en la sociedad son conductas muy normalizadas, por eso es difícil que se distingan. La violencia política de género atenta contra la democracia porque va contra la igualdad, ya que históricamente las mujeres siempre han sido discriminadas”, manifestó.

Por la mañana, el consejero Mauricio Huesca Rodríguez, presidente de la Comisión de Asociaciones políticas del Instituto Electoral capitalino, indicó que esperarán la resolución final del TEPJF para llamar a nuevas elecciones en Coyoacán en caso de que se reafirme la nulidad de la elección y el nuevo Congreso tiene que designar a un alcalde sustituto mientras se da un vencedor.

“En términos del artículo 360 del código local, tenemos 30 días una vez que haya una resolución para emitir una convocatoria y también el Congreso de la Ciudad de México tendrá que designar a una figura de alcaldía en lo que se lleva a cabo este proceso extraordinario”.

Huesca aseguró que los candidatos serán los mismos que compitieron en el proceso ordinario y que el PRD tiene 72 horas a partir de que es notificado para impugnar, lo que esperarán para comenzar el proceso de elección extraordinaria en caso de que se confirme.

Con información de Kevin Ruiz