“El Zorro de Ojinaga”, el capo domado por una gringa en “Narcos: México”

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El zorro de ojinaga, Pablo Acosta, narcos México, Netflix, Mimi

Con el estreno de la segunda temporada de Narcos: México varios personajes se robaron la atención de la audiencia, entre los que destacan Pablo Acosta Villarreal conocido como “El zorro de Ojinaga” y su relación con una mujer estadounidense llamada Mimi Webb Miller.

En la serie de Narcos México, Pablo Acosta vive con esta mujer y tienen una relación sólida y abierta en la que ella conoce los negocios del narcotráfico de su pareja sentimental.

En la vida real la historia de amor de ambos personajes inició cuando Mimi, una joven perteneciente a una familia de políticos cuyo amor por México era tan grande, decidió comprar un rancho turístico en Chihuahua, en la zona fronteriza con Estados Unidos.

Ahí conoció a un hombre “amable y concienzudo y ferozmente orgulloso de las pequeñas ciudades al norte de México”, así describió Mimi a Pablo Acosta en una entrevista que dio a The New York Times en 2014.

A ese hombre se le atribuía el sobrenombre de “El zorro de Ojinaga” por ser el rey indiscutible de las drogas en Ojinaga —mentor de Amado Carrillo Fuentes, conocido como “El señor de los cielos”— y quien ya había sido vinculado a varios asesinatos.

Pero con Mimi se mostró acomedido, pues la ayudó a obtener permisos para que los caballos cruzaran las frontera en recorridos turísticos que ofrecía Mimi a los que visitaban su rancho, pues los paseaba por las cascadas y los paisajes que ofrecía México en la frontera en ese entonces. La misma región que era dominada por el tráfico ilegal de drogas y que comandaba “El zorro de Ojinaga”.

Pablo Acosta tenía bajo control alrededor de 200 millas de la frontera entre Estados Unidos y México; en su época más popular —entre 1984 y 1986— contrabandeaba alrededor de 60 toneladas de cocaína cada año.

Pero el ocaso de su organización llegó cuando Estados Unidos presionó a México para tomar acciones contra el narcotráfico desatado de Ojinaga. Mimi lo acompañó todo este tiempo en el que “se la pasaba tomando y fumando bacerola (combinación de mariguana y cocaína en “piedra” que raspaban y la usaban en un cigarro)”, señaló José García, vecino de Acosta.

Te puede interesar: Esta es la foto original de los Arellano Félix que Netflix recreó en Narcos México 2

Finalmente “El Zorro de Ojinaga” murió en 1987 en un tiroteo en helicóptero con la policía federal mexicana. Otra versión señala que se suicidó cuando lo tenían rodeado. En la serie de Netflix se retrata la primera versión.

Después de su muerte, el Sheriff Rick Thompson del Condado de Presidio le dijo a Mimi que había un precio por su cabeza, porque ella sabía mucho sobre el tráfico de drogas en la región, así que ella huyó a California.

Al recordar los viejos tiempos con el Pablo Acosta, Mimi dijo que ella creía que él la amaba porque ella amaba a México.

Sin duda su relación volvió a colocarse entre las tendencias gracias a que Narcos México revivió su trágico romance marcado por la muerte de “El Zorro de Ojinaga”.

KR