Mujer toca el violín durante cirugía para extirparle un tumor cerebral

Mujer toca el violín durante cirugía para extirparle un tumor cerebral
Por:

Dagmar Turner, una mujer de 53 años, tocó el violín mientras los cirujanos le extirparon un tumor del cerebro en el Hospital King’s Collage de Londres.

La mujer es violinista de la Orquesta Sinfónica de la Isla de Wight y varias sociedades corales así que le aterraba que tras la cirugía sus capacidades para tocar el violín fueran dañadas.

Los médicos del hospital adoptaron el enfoque inusual para garantizar que las áreas del cerebro del paciente responsables del movimiento y la coordinación delicados de las manos, componentes cruciales cuando se toca el violín, no se dañaron inadvertidamente durante el procedimiento milimétrico preciso.

En 2013 Dagmar Turner fue diagnosticada con un gran glioma de grado 2, después de sufrir una convulsión durante una sinfonía. La comprometida violinista se sometió a una biopsia y luego a radioterapia en su hospital especializado local para mantener a raya el tumor.

Cuando se hizo evidente en otoño de 2019 que el tumor había crecido y se había vuelto más agresivo, Dagmar, quien tiene un hijo de 13 años, estaba ansiosa por una cirugía para extirparlo.

El tumor de Dagmar se localizó en el lóbulo frontal derecho de su cerebro, cerca de un área que controla el movimiento fino de su mano izquierda. El uso preciso y hábil de esta mano es esencial para tocar el violín, ya que los dedos regulan la longitud de las cuerdas sosteniéndolas contra el diapasón.

Dagmar explicó su amor por el violín y era consciente de la mutua pasión del profesor Keyoumars Ashkan, consultor neurocirujano del Hospital King's College,

por la música, ya que el además de ser neurocirujano es licenciado en música y es un pianista consumado.

Te puede interesar: Enfermera cura a hombre en situación de calle y se vuelve viral (FOTOS)

Antes de la cirugía de la mujer, pasaron dos horas mapeando cuidadosamente su cerebro para identificar las áreas que estaban activas cuando tocaba el violín y los responsables de controlar el lenguaje y el movimiento.

Durante la operación, el profesor Ashkan y el equipo realizaron una craneotomía (una abertura en el cráneo) y Dagmar fue despertada durante la cirugía para que tocara el violín mientras le extirpaban el tumor, esto aseguraría que los cirujanos no dañen las áreas cruciales del cerebro que controlan los delicados movimientos de las manos.

Los neurocirujanos lograron eliminar más del 90 por ciento del tumor, incluidas todas las áreas sospechosas de actividad agresiva, al tiempo que conservaron la función completa en su mano izquierda.

KR